Plurinacional y antipatriarcal: el cambio radical desde las mujeres y los pueblos

Por: Andrea Rodríguez
País: Guatemala
6 agosto 2021
Fotografía: cortesía

Desde el pasado 29 de julio Guatemala ha estado en paro. En distintos puntos a nivel nacional y por días diversos se han mantenido movilizaciones que paralizan carreteras, calles y avenidas para avanzar hacia otros caminos. Estos, de acuerdo con las voces que se manifiestan públicamente, iniciaron con la salida de Alejandro Giammattei y Consuelo Porras, las dos personas funcionarias del Estado que han sido identificadas como impulsoras de pactos de corrupción e impunidad. En realidad esta era solo la punta del iceberg de un problema con raíces más profundas e históricas.

Si bien la principal demanda es la renuncia de Giammattei y Porras, han surgido exigencias sentidas desde hace varios años por la población, y las coyunturales como el aumento de la canasta básica, la ineficiencia del plan de vacunación, el mal manejo de la pandemia por COVID-19, el mal estado de las carreteras, la represión policial y la violencia contra las mujeres.

El llamado es a sumarse al paro iniciado desde el 29 de julio, y se ve como horizonte político la construcción de una asamblea plurinacional constituyente para la construcción de un estado que sea representativo de todos los pueblos.

Este viernes 6 de agosto no fue la excepción a las movilizaciones, que desde la última semana se han promovido desde las autoridades indígenas ancestrales, el movimiento estudiantil, el movimiento campesino, los movimientos de mujeres y feministas así como distintos colectivos sociales urbanos y rurales.

En la Ciudad de Guatemala las autoridades ancestrales del Pueblo Poqomam de Chinautla y la Asociación de Estudiantes Universitarios junto con colectivos estudiantiles y sociales convocaron a una acción de protesta pacífica para el jueves 5 de julio. A la altura de la iglesia La Parroquia se tomó la Calle Martí desde las 7 de la mañana hasta la 1 de la tarde, trasladándose hacia la Casa Presidencial.

Para esta protesta, resaltó la denuncia de decenas de elementos de la Policía Nacional Civil y antimotines que rodearon a las personas manifestantes. Los antecedentes de represión por parte de estas fuerzas de seguridad fueron recordados y denunciados desde las redes sociales.

Porque la corrupción también afecta a las mujeres

Desde las colectivas feministas y estudiantiles de la ciudad capital, se convocaron a acciones artísticas en la Plaza de las Niñas por la mañana y en la Central de Mayoreo -CENMA- por la tarde. En la plaza, un empapelado con las palabras “Plurinacional Antipatriarcal” se encuentra justo al lado del altar de las niñas.

De igual forma, las mujeres denunciaron cómo la dirigencia de Consuelo Porras en el Ministerio Público también afecta los procesos penales de violencia contra las mujeres.

Los altos niveles de impunidad fueron señalados por las mujeres. “Los casos resueltos ni siquiera significan que hayan llegado a sentencia. Muchas veces las mujeres no los continúan porque los procesos en el MP son revictimizantes”, expresó una de las jóvenes.

Resistir desde el baile

En la jornada del 5 de agosto la toma del espacio público se hizo desde diversas formas: el uso de mantas, la caminata, el pronunciamiento de discursos, y también el baile.

Este viernes 6 de agosto, también se usó la danza como una forma de expresar burla y rechazo hacia los funcionarios públicos acusados de corrupción.

Autoridades ancestrales danzan sones contra la corrupción. Video: Andrea Rodríguez.

“Hace 500 años cuando vinieron los españoles nuestros abuelos se burlaron de ellos mediante la danza, hoy vamos a danzar para burlarnos de los corruptos” expresó un representante de las autoridades indígenas ancestrales.

CONTENIDO RELACIONADO

síguenos
contáctanos soy@rudagt.org
Dona Hoy

Todos los derechos reservados. Los contenidos son propiedad de sus autoras