Mujeres de San Lucas Tolimán en organización comunitaria ante la covid-19

Por: Jovanna García
País: Guatemala
4 junio 2020
Fotografía: cortesía

Desde el inicio del confinamiento, el 15 de marzo, dos días después de que fue anunciado en el país el primer caso positivo de covid-19, Chati Cajas Cuesta empresaria local, mostró interés en llamar a una organización en el municipio de San Lucas Tolimán en Sololá para afrontar la crisis de la mejor forma posible, comunicándose con el alcalde la localidad Jónatan López a través de una carta abierta publicada en Ruda, realizando algunas recomendaciones, pidiendo y ofreciendo ayuda, sin embargo no obtuvo ningún tipo de respuesta.

Una de las líderes de la comunidad, Olga Umul, junto con Chati y varias personas, se han organizado para en conjunto, atender la situación que afecta a San Lucas Tolimán, pues el alcalde no ha mostrado mayor interés en hacerlo. A partir de la carta abierta de Chatis, se esperaba alguna acción o respuesta, pero no fue así.  “Lamentablemente aún no vemos acciones concretas, la semana pasada representé a Chati en la entrega de camas y sábanas para el albergue y aproveché para hablar con él, me dijo que sí están trabajando. Le sugerí ponerle atención a los comentarios en redes, y me respondió  -“las personas que usan las redes son personas que no piensan, son ignorantes. A mí no me gusta, soy una persona que me gano mi salario y no necesito de esas cosas, no me interesa que la gente sepa lo que estoy haciendo, no necesito que me crean porque yo tengo sabiduría que me da Dios y con eso es suficiente.”- , luego yo le sugerí apoyar a la población en general y que no se olvide que San Lucas inicia desde San Juan el Mirador hasta Pachitulul, y me dijo -”allá si no me meto, a ellos se les mal acostumbró por el sacerdote que les dio todo.”-, lo cual no es así, pues sin el sacerdote ahora no tuviéramos un albergue, también me dijo, -”yo me enfocaré en educarlos”-, comenta Olga.

A pesar de que el alcalde asegura que ya están trabajando sobre las medidas en los mercados para el distanciamiento social, a las distintas sugerencias que se le han hecho, hasta el momento la comunidad no ha visto su trabajo. Olga también nos cuenta que han habido varias consecuencias negativas: “las consecuencias perjudiciales han sido que se tiene prácticamente abandonado el municipio, yo lo veo de esa manera, más ahora que vemos la llegada de la tormenta, ya estábamos previendo esa situación con los albergues. No se tenían albergues con esto del covid-19, y nos preocupa cuál vaya a ser la modalidad de estos albergues, porque no se pueden tener aglomeraciones, no hay controles en las entradas ni en las salidas, es perjudicial que no nos escuche a la población, se lo toma todo personal y no acepta nuestras sugerencias, ni lo que nosotros consideramos que podemos trabajar de la mano con él. Muchas familias se han quedado sin alimentación, sin ninguna atención, debido que varias personas han perdido su trabajo y no hay ningún plan en favor de la población, nos preocupa que hay un presupuesto que debe ejecutarse trimestralmente, y por lo que vemos, él no quiere ejecutarlo.”

Varias personas han llegado a darle donaciones al alcalde para que pueda colaborar con la comunidad, pero no se ha visto ninguna inversión de presupuesto municipal. En el mercado no se aplica alcohol en gel, sino agua, “no han invertido en esto, no hay un control de los mercados, hay muchas aglomeraciones de personas en los mercados y molinos porque no hay distanciamiento social, realmente es difícil la situación, no hay un plan de comunicación ni de información, a las áreas rurales se les está excluyendo, el alcalde está priorizando al área urbana del municipio.”, agrega Olga.

A casi tres meses del inicio del confinamiento, no se ha visto un trabajo de campo en el municipio por parte del alcalde, ni un mapeo de quienes viven ahí, no se sabe cuántas personas con discapacidad hay, de la tercera edad, gente que se quedó sin empleo, no hay información. “Lamentablemente la muni se ha puesto en contra de la población, y realmente estamos trabajando los bomberos, la sociedad civil, la brigada de socorro, las iglesias, agrupaciones del convite, entre otras.”, dice Olga. Básicamente, la comunidad se ha organizado trabajando a favor de la población, llevando víveres y medicina, atendiendo a las personas en diversas necesidades porque la municipalidad no lo ha hecho.

Algunas de las acciones que se han gestionado en organización con toda la comunidad, fue el acompañamiento de una mujer enferma del área, “se gestionó una endoscopia para una mujer y ayer me informaron que tiene un problema cancerígeno, que ya no se puede operar y debe tomar quimioterapias y la familia no tiene el dinero para pagarlas, la endoscopia se gestionó con la Misión San Lucas y fue realizada en Quiché.”  dice Olga. También han estado auxiliando en organización con toda la sociedad civil con víveres a quienes lo necesitan, así como también la elaboración de una pequeña vivienda para una persona que se quedó sin casa: “desde hace como un mes se ha venido gestionando materiales para la elaboración de una casa para una madre soltera con dos hijos, algunas personas dieron unas láminas y el sábado elaboramos la casa, nos hace falta lo básico para ella, una pila y sanitario, y así hay otras historias, nos enteramos hoy de una familia que está comiendo una vez al día.”, comenta la compañera.

Por la falta de compromiso de la municipalidad, ha sido la comunidad la que se ha encargado de la situación, “sabemos que ante esta pandemia el presupuesto puede ejecutarse de diversas formas, pero por desconocimiento de las autoridades, por falta de experiencia y sobre todo por la arrogancia, no permiten que los ayudemos, no hay realmente una respuesta para la población”, agrega Olga. Los víveres que ha tenido la municipalidad se han entregado únicamente a sus afiliados, sin tomar en cuenta a los que más lo necesitan.

“Viendo esta situación en la que la municipalidad no empieza a trabajar como debería ser, realmente a mí me preocupó, pensé en que no podemos quedarnos de brazos cruzados ante esta crisis y si la autoridad no lo hace, como sociedad civil nos corresponde ponernos a trabajar aunque siempre lo estamos haciendo, lo hacemos en silencio, no buscamos protagonismo, nos llama el servicio a la comunidad”, nos dice Olga. Ella se contactó con varios líderes y lideresas de las comunidades que forman parte del municipio para organizarse como sociedad civil para trabajar y poderse manifestar con lo que sucede alrededor de la pandemia en San Lucas Tolimán, crearon un plan de acción para ayudar a la comunidad como la ayuda con víveres, están elaborando un guión comunicacional para que la población esté informada sobre por qué deben lavarse las manos en esta circunstancia y siguen intentando tener una respuesta por parte de la municipalidad, pues aún no tienen ningún contagio.

 

cortesía
#Covid-19 #LasQueLuchan #Municipalidad #OrganizaciónComunitaria #SanLucasToliman #Sololá
síguenos
contáctanos soy@rudagt.org
Dona Hoy

Todos los derechos reservados. Los contenidos son propiedad de sus autoras