Latinoamérica erótica, la sensualidad en pluma de mujer

Por: Paolina Albani
País: Guatemala
27 agosto 2021
Fotografía: Pexels

El erotismo y la sensualidad en la literatura no son un tema nuevo, pero las autoras latinoamericanas han sabido despertar la imaginación, la fantasía y la estimulación con sus textos. Estas son algunas de las escritoras y poetas cuya pluma ha marcado la forma en la que existimos y percibimos lo sexual, sensual y erótico.

***

Foto: milenio.com

La escritora argentina Luisa Valenzuela, nacida en 1938, es quien lidera nuestra lista de autoras dedicadas al erotismo. Valenzuela  aborda conflictos de la historia reciente de su país a través del género y reinterpreta los hechos y a sus protagonistas con una irrupción de la sexualidad como detonante del deseo. Escribió las novelas “El Placer Rebelde” y “Realidad nacional desde la cama”.

Foto: diarioelmundo.com.mx

Mayra Montero, de 1952, es escritora y periodista de origen cubano-puertorriqueña. Es una de las escritoras del movimiento de erotismo latinoamericano. Entre sus obras está la novela “Purpura Profundo” que cuenta las memorias y aventuras eróticas de un crítico musical tras retirarse del periodismo. Montenegro ganó el premio “La sonrisa vertical” por su obra.

Foto: esmifiestamag.com

Gabriela Wiener, nacida en 1975, es autora de las novelas “Sexografías”, “Nueve Lunas” y “Llamada perdida”. Wiener es también periodista y poeta. En sus escritos resalta los problemas relacionados con los cuerpos de las mujeres y la sexualidad. En “Sexografías” explora la vida de un gurú del sexo peruano, sus seis esposas, y la afectación que surge de estas relaciones. 

Foto: porto.bloco.org

La argentina Susana Constante escribió la novela La educación sentimental de la señorita Sonia“, por el que ganó el premio de narrativa “La Sonrisa Vertical”. Es una historia que se desarrolla en un tren, donde un capitán conduce a la protagonista con diálogos filosóficos y de perversión.

Foto: alchetron.com

La también argentina Alicia Steimberg, de 1933, autora de la novela “Amatista”, narra la historia de un doctor y otros amigos en un viaje que destila diálogos eróticos y placer.

Foto: elcultural.com

Christina Peri Rossi, nacida en Montevideo, Uruguay en 1942, es novelista, poeta y traductora. Su libro más popular “La nave de los locos”, es una novela que cuenta la vida de un persona que decide renunciar a su propia sexualidad declarándose en “impotente armonía”, como una forma de explorar y acercarse a ella.

Foto: arte-online.net

La novela “Canon de alcoba” escrita por Tununa Mercado, autora argentina nacida en 1939, revela la capacidad de disfrutar del cuerpo y ofrece diferentes miradas en la exaltación del placer corporal.  

Foto: revistasantiago.cl

En los textos literarios de Marosa Di Giogio, 1932, originaria de Uruguay, hay “una sexualidad salvaje y delicada, realizada y vivida en la escritura apasionadamente. Mi literatura es intensamente femenina: el signo sexual se perfila en toda obra”, según ella. Entre sus obras están las novelas: “Papeles salvajes”, “Liebre de marzo”, “Mesa de esmeralda” y “La falena”.

Foto: uc.cl

La chilena Diamela Eltit, de 1947, graduada en Literatura y Letras, escribió novelas como “El Cuarto Mundo”, donde muestra el discurso erótico y plantea problemáticas como el género, la sexualidad, las clases sociales vinculadas al poder político y económico. Además de abordar la representación de los cuerpos de las mujeres.

Poetas del erotismo

Foto: lr21.com.uy

Gioconda Belli, es una poeta y novelista nacida en Nicaragua en 1948. Belli mezcla el erotismo, la feminidad, el amor y la esperanza en sus obras. “De la costilla de Eva” y “El ojo de la mujer” son dos de sus trabajos en los que explora el erotismo y el feminismo.

Foto: gazeta.gt

La guatemalteca Rosa Chávez, nació el 9 de agosto de 1980. De orígenes k’iche’ y kaqchiquel, Chávez escribe sobre las sensaciones del cuerpo erótico en su poesía. Publicó el poemario “Casa Solitaria”  en 2005.

Foto: rincondepoetasmajo.blogspot.com

María Calcaño, fue una poeta venezolana nacida en 1906, estuvo casada a los 14 años y tuvo seis hijos a sus 27 años. Inició en la poesía de forma tardía y cuando lo hizo, escribió sobre un erotismo subversivo en tono confesional. Publicó los libros “Alas fatales”, “Canciones que oyeron mis últimas muñecas” y “Entre la luna y los hombres”.

Foto: nuevatribuna.es

Delmira Agustini nació en Uruguay en 1886, perteneció al seno de una familia burguesa y conservadora, estudió idiomas y arte. Escribió sus primeros versos de poesía a los 10 años. Al crecer escribió para las revistas literarias “La Alborada y Apolo” donde se caracterizó por el enfoque erótico y sensual de sus letras. Contrajo matrimonio a los 27 años, en 1913. El control que su pareja le imponía la llevó a abandonarlo un mes después de la boda. Un año después, se divorciaría y al poco tiempo, sería asesinada por su exmarido. 

En vida, Agustini escribió el “Libro Blanco”, “Cantos de la mañana” y “Los Cálices vacíos” en los que hace alusión al sexo, la fecundidad, y el deseo.

Erotismo Escritoras Latinoamérica Literatura Novela Poema Poesía sexo

CONTENIDO RELACIONADO

síguenos
contáctanos soy@rudagt.org
Dona Hoy

Todos los derechos reservados. Los contenidos son propiedad de sus autoras