La victoria de un proceso de largo alcance para los pueblos de Bolivia

Por: Andrea Rodríguez
País: Guatemala
19 octubre 2020

Luego de casi un año con una presidencia de facto, entre tensión y esperanza se realizaron las elecciones presidenciales en Bolivia este domingo 18 de octubre. En la contienda participaron ocho partidos políticos y hasta el momento, los resultados preliminares del conteo de boca de urna sitúan al Movimiento al Socialismo –MAS- como ganador en primera vuelta con los candidatos Luis Arce y David Choquehuanca que lograron el 54% de votos. La presidenta de Facto, Jeanine Añez reconoció a ambos como ganadores de las elecciones. 

Desde la crisis política provocada por el golpe de estado hacia el Gobierno del expresidente Evo Morales y Álvaro García Linera en noviembre de 2019, la situación de Bolivia se caracterizaba por fuertes movilizaciones sociales y respuestas represivas por parte de las fuerzas de seguridad. La presidenta de facto, Jeanine Añez, se promovía desde un discurso cargado de contenido religioso y cercano al conservadurismo. En este contexto, los movimientos indígenas en Bolivia continuaron en constante organización por la defensa de la plurinacionalidad. 

Toda esa movilización e indignación social encontró eco en las urnas, cuando miles de personas acudiendo con esperanza a votar. Entre bailes, música y cantos en distintos barrios, se registró una jornada electoral llena de entusiasmo y también de marcados contrastes, porque las fuerzas militares también hicieron demostraciones de control desde días antes del acto electoral. El llamado a cuidar el voto también fue constante en distintos medios comunitarios. 

Los partidos que compitieron en la jornada electoral del domingo fueron: Movimiento Al Socialismo-Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP), Creemos, Comunidad Ciudadana (CC), Acción Democrática Nacionalista (ADN), Frente Para la Victoria (FPV), Partido de Acción Nacional Boliviano (PAN-BOL), Libre 21 y Juntos. 

Desarrollo de la jornada 

La jornada transcurrió entre distintos mensajes de tono amenazante por parte de las autoridades de facto, como el que realizó el ministro del interior Arturo Murillo. De acuerdo con información del medio Marcha Noticias, durante los casi 12 meses de Gobierno de facto, proliferó la presencia de fuerzas militares y policiales en las calles de las ciudades principales bolivianas. Esta situación se incrementó en los días cercanos a las elecciones. 

Pese al evidente control militar, la población acudió a votar y se destacó la participación amplia de mujeres y personas mayores, pero varias personas denunciaron no haber podido emitir su voto por no aparecer en el padrón electoral. 

También hubo participación de bolivianos y bolivianas residentes de otros países. Solo en Argentina se emitieron 44 mil 43 votos. El expresidente Evo Morales votó en ese país, donde reside en calidad de refugiado político desde que se registró el golpe de estado en su contra. 

Entre las preocupaciones que señalaron las periodistas integrantes de la Misión de Observación y Acompañamiento Electoral Indígena se destacó la custodia de las actas por parte del ejército, la suspensión del conteo rápido y diversas amenazas hacia personas observadoras internacionales 

“La criminalización hacia ciudadanos y ciudadanas, por el hecho de ser indígenas, por el hecho de ser mujeres, por el hecho de ser de un lugar, en este caso El Alto. Casi todas las personas hacían referencia sobre que cuando les agredían o detenían desde las fuerzas del Estado les llamaban “masistas”, es decir, vinculados al proyecto del MAS”, mencionó Quimy De León, quien formó parte de la misión de observación y acompañamiento electoral indígena. 

Durante la noche, más de 100 integrantes de las fuerzas armadas y de la policía salieron a la calle por el plan “todos por Bolivia”, mientras el ministro de facto Murillo agradecía a las fuerzas armadas por haber “liberado a Bolivia del dictador el año pasado” durante el acto. Posteriormente se anunció que se suspendía el conteo rápido. 

En ese contexto, se calcula que el conteo oficial a mano se conocerá finalmente el miércoles o viernes de esta semana. 

Resultados preeliminares 

Hasta el momento, este 19 de octubre, el Órgano Plurinacional Electoral registró 2 millones 68 mil 923 votos válidos. El MAS lleva el 41.33% de los votos, seguido por el partido CC con 37.66% y Creemos con 18.97%. La presidenta de facto ya reconoció la victoria electoral del MAS. Sin embargo, los contendientes aún no. 

En los barrios populares, según narró la cobertura del medio La Marcha, había esperanza a la expectativa de los resultados y alegría. “La gente espera que las elecciones puedan ser una fiesta de unidad y de recuperar la democracia para el pueblo”, enfatizaron. 

Cobertura colaborativa de La Marcha y Prensa Comunitaria: https://open.spotify.com/episode/5IeCBAWgA9P0ZjS7LK8vuA 

síguenos
contáctanos soy@rudagt.org
Dona Hoy

Todos los derechos reservados. Los contenidos son propiedad de sus autoras