La Conspiración Y Persecución Del Estado Contra La Familia Molina Theissen

Por: Prensa Comunitaria,Simón Antonio
País: Guatemala
10 mayo 2018
Fotografía: Juan Calles

Imágenes: Archivo Histórico de la Policía Nacional (AHPN)

 

Cinco militares del alto mando del ejército y la G-2 de 1981 enfrentan juicio oral y público por la detención clandestina y violación sexual contra Emma Guadalupe Molina Theissen y la desaparición forzada de su hermano Marco Antonio.  Estos hechos ocurrieron del 27 de septiembre al 6 de octubre 1981, por los que, este juicio puede encaminarnos a comprender la guerra contrasubversiva y dentro de esta, la estrategia de persecución y represión del Estado contra quienes consideraban el “enemigo interno”, que no eran más que dirigentes estudiantiles, campesinos, sindicales, intelectuales, activistas de derechos humanos, periodistas y cualquier personas que fuera disidente al régimen político y económico guatemalteco en los últimos setenta años. Las mismas acciones se intensificaron durante los años de las dictaduras militares en Guatemala, una de las más sangrientas en América Latina.

Desde 1954 con la interrupción del gobierno de Jacobo Árbenz Guzmán, que terminó con el período revolucionario de diez años, hasta 1996 con la firma de los acuerdos de Paz, hubo solamente tres Asambleas Nacional Constituyente[1]; cuatro Golpes de Estado[2]; y dieciocho presidentes.  Estos hechos provocaron rupturas al hilo constitucional desatando masacres, desapariciones forzadas, represiones, detenciones arbitrarias y clandestinas, como actividades comunes de la fuerza pública tras la declaración de guerra en 1960; datos que recoge los informes de la Comisión de Esclarecimiento Histórico CEH “Guatemala, memoria del silencio” y el proyecto de la Recuperación de la Memoria Histórica REMHI “Guatemala nunca más”.

 

La contrarrevolución y el inicio de la persecución contra la familia Molina Theissen 

La conspiración y persecución contra la familia Molina Theissen inicia en la etapa de la contrarrevolución, previa al conflicto armado que duró 36 años. En el mes de diciembre de 1955 fue arrestado Carlos Molina, padre de Emma Guadalupe y Marco Antonio, siete meses después del nacimiento de Ana Lucrecia Molina Theissen -la hija mayor-. Don Carlos fue encarcelado ilegalmente y expulsado de Guatemala hacia  Honduras, en calidad de exiliado.

Es a partir del 27 de junio de 1954, con el derrocamiento del gobierno de Jacobo Arbenz Guzmán, que las demandas de las luchas sociales se volvieron blanco de ataques y represión por parte del gobierno liberacionista de Carlos Castillo Armas. En este contexto, Carlos Molina se unió a un movimiento dirigido por Carlos Paz Tejada que buscaba derrocar al presidente contrarrevolucionario Castillo Armas, sin embargo, se frustró la operación debido a que hubo orejas dentro del mismo y para no matarlos fueron llevados a la frontera con Honduras[3].

Meses después, Carlos Molina vivía en Tegucigalpa pasando hambre y penurias, es cuando decide regresar a Guatemala en 1956. Luego de un tiempo es capturado de nuevo y tiene que exiliarse en México, donde permaneció cerca de 6 meses, en las mismas condiciones vividas en Honduras. “Siempre añoró regresar y llevarnos a México, donde no había la represión de la magnitud que había en Guatemala” relata una sus hijas.[4] El 21 de julio de 1957 nace María Eugenia la segunda hija de la familia Molina Theissen.

Mientras que Carlos Molina estaba como muchos ciudadanos de su época, organizándose, la Policía Nacional (PN) mantenía un permanente control sobre él, y lo tenía fichado, en el mismo control que le llevaban, dice que no tiene antecedentes penales, lo consideraban un sujeto de espionaje y por lo tanto un enemigo.

El 17 de abril de 1960 nace la tercera hija de la familia Molina Theissen, Emma Guadalupe, en la ciudad de Guatemala y su nombre se debe a la patrona de la feligresía mexicana católica. “Le pusieron Guadalupe por el reciente exilio de papá –Carlos Molina Palma- en México, donde vivió de cerca la fe por la patrona católica de los mexicanos” indica la familia.

Este año es considerado como el inicio del conflicto armado en Guatemala, a partir de una acción de militares jóvenes en el oriente del país el 13 de noviembre. Durante este año iba creciendo el descontento social dentro del ejército contra el gobierno militar antidemocrático de José Miguel Ramón Ydígoras Fuentes, represivo y entregado a los intereses de Estados Unidos desde la implementación de la nueva política represiva de seguridad pública.

El 31 de marzo de 1963 un grupo de militares encabezados por el general Enrique Peralta Azurdia derrocaron al gobierno de Ydígoras Fuentes. En este contexto se suspendieron las garantías constitucionales y el gobierno de facto emitió la llamada Carta Democrática que sustituyó a la Constitución. Dos años después se promulgó una nueva Constitución que entró en vigencia en mayo de 1966.

Ese mismo año durante el auge de los movimientos guerrilleros y ya con una nueva Constitución, secuestran a Alfredo Palma, hermano menor de Carlos Molina, un zapatero y colaboraba con las Fuerzas Armadas Rebeldes (FAR). “Papá dijo alguna vez que el tío era correo -informante- de Marco Antonio Yon Sosa, dirigente del Movimiento 13 de Noviembre” según la familia en la entrevista colectiva.

Doña Carlota, esposa de don Alfredo y Carlos Molina lo buscan incansablemente, pero solo lograron averiguar que le cortaron un brazo, que lo torturaron y después lo asesinaron, según supieron fue el mismísimo Carlos Arana, quien posteriormente sería presidente. En ese momento Arana, era el jefe de la base militar de Zacapa. En las averiguaciones se enteraron que el secuestro fue cerca del mercado de Zacapa y que él se enfrentó con una de sus cuchillas de zapatero a sus secuestradores, entre los que estaba Oliverio Castañeda Paiz, uno de los asesinos cuya crueldad es legendaria. Carlos Molina y su madre, sufrieron por la desaparición forzada de Alfredo, al punto que ella murió en 1967 de tristeza, por no haber hallado a su hijo[5].

 

Nace Marco Antonio, el hijo menor de la familia

El 30 de noviembre de 1966 nació Marco Antonio Molina Theissen. “Su nombre es un homenaje a Marco Antonio Yon Sosa” quien dirigió el Movimiento 13 de Noviembre, primera organización guerrillera fundada en 1960. En el año 1973 cuando se realizó la huelga magisterial, Emma Theissen Álvarez fue una de las pocas maestras que participó en la manifestación. Este mismo año, su hija mayor  Ana Lucrecia, se graduó de maestra en el Instituto Normal Central para Señoritas Belén.

Siempre en 1973, Emma Guadalupe inicia sus estudios en el Instituto Belén, mientras María Eugenia cursaba tercer año de secundaria en el mismo Instituto y Marco Antonio cursa su primer año de primaria. Ana Lucrecia conoció a varios líderes estudiantiles  del nivel medio, miembros del movimiento guerrillero Fuerzas Armadas Rebeldes (FAR), entonces, Ana Lucrecia se involucra en ella.

Mientras Ana Lucrecia daba clases en escuelas privadas en 1974, se unió al Frente Nacional Magisterial (FNM) como colaboradora, mientras su hermana María Eugenia cursaba la carrera de perito contador en la Escuela de Comercio donde estudió su papá Carlos Molina. En este año Emma Guadalupe se une a las FAR y asume la tarea de formar una asociación de estudiantes en el Instituto Belén.

El 3 de marzo de 1974 se da el fraude electoral contra Ríos Mont, candidato ganador por el partido Democracia Cristiana Guatemalteca (DCG). Fraudulentamente es declarado presidente el general Kjell Laugerud García y como vicepresidente Mario Sandoval Alarcón, conocido también como “el mico” Sandoval. Como ninguno de los candidatos superó el 50 por ciento de los votos, el Congreso realizó otra votación el 12 de marzo y dio por ganador a Laugerud García y Sandoval Alarcón.       Debido a la manera en que fue anunciado el resultado de las elecciones, durante varios días hubo huelgas estudiantiles y crecimientos de las asociaciones en los centros educativos públicos. Los movimientos guerrilleros empezaron a nutrirse a partir del fraude electoral y buscaron que los jóvenes se integraran a la guerrilla.

Emma Guadalupe en 1975 ya siendo parte de las FAR, forma la Asociación Estudiantil en el Instituto Belén, la organización se consolidó a pesar de la inconformidad y rechazo de varios profesores conservadores que impartían clases en el Instituto. Mientras, María Eugenia se graduó en la Escuela de Comercio de Perito Contador.

 

El día que “el Niño Dormido” leyó “La carta de un ladrón”

Las FAR organizaron la repartición de unos volantes de propaganda  en la célula en la que Emma militaba, y ese día ella fue la responsable de volantear. Era un comunicado dirigido a los pobladores de un asentamiento en las orillas del anillo periférico que nació después del terremoto del 4 febrero de 1976.

El volanteo se realizó el 10 de abril en horas de la tarde en la colonia Niño Dormido de la zona 7, el volante se llamaba “La carta de un ladrón” en la que se decía a los pobladores del lugar que el ladrón robaba por necesidad y que el problema era la pobreza, que había que combatirla con la revolución.  “Eran dos unidades de volanteo. Todos armados. Yo llevaba una vieja pistola calibre 22, no había disparado nunca.  Integraba un grupo de 3 personas: un muchacho que no conocía, de unos 20 años; mi novio desde hacía unos meses, Julio Del Valle, de casi 18 años y una persona que conducía el vocho que nos llevó al lugar.  La otra célula estaba integrada por Tania Palencia de 19, Eduardo Alvarado de 17 y otro muchacho que no recuerdo[6]” cuenta Emma Guadalupe.

Algún vecino en el asentamiento llamó a la Policía Nacional diciendo que en la colonia habían subversivos repartiendo propaganda.  “El otro grupo se enfrentó a la policía que asesinó a Eduardo e hirió en la columna a Tania -hasta la fecha no puede caminar-.   Los pobladores nos entregaron.  En el lugar había muchos periodistas porque el presidente había estado ahí esa tarde, unas horas antes.  Esa noche estuvimos bajo interrogatorios intensos” recuerda Emma Guadalupe.

“Los adultos o casi adultos fueron llevados a la cárcel para adultos y yo fui llevada a un correccional, donde me enteré por un periódico lo que había ocurrido.  La policía llegó a la casa de la familia, pero al barrio donde estaba la vieja casa. Abogados nos sacaron a todos de la cárcel y del reformatorio. A mí, nueve días después” indica Emma.

El informe de la Policía Nacional (PN) No. 531 con fecha 12 de marzo de 1976, indica que los jóvenes detenidos fueron Julio César del Valle Cóbar de 18 años, Bernardo Rubén Herrera Osorio de 20, Juan Francisco Chávez Vásquez de 20, Tania Irasema Palencia Padro de 19; mientras Emma Guadalupe Molina Theissen 15. El misma parte policial, indica que Tania Palencia fue llevada al Hospital Latinoamericano en la zona 2 de la ciudad de Guatemala por sus compañeros y horas más tarde fue custodiada por la PN.

GRÁFICA NO. 3.

GRÁFICA NO. 4

GRÁFICA NO. 5

GRÁFICA NO. 6

GRÁFICA NO. 7

 

Gráficas de la  3 a la 7. Parte policial al juez de Paz sobre de detención de Emma y otras personas en la zona 7 de la ciudad de Guatemala, elaborado por el Miguel A. García Herrarte del Cuerpo de Detectives de la Policía Nacional.

GRÁFICA NO. 8. INFORME AL JEFE DEL SEGUNDO CUERPO DE LA POLICÍA NACIONAL SOBRE LA SALUD DE TANIA PALENCIA QUIEN SALIÓ HERIDA EN EL OPERATIVO EN LA ZONA 7. EL INFORME LO FIRMA MIGUEL A. GARCÍA HERRARTE, JEFE E INSPECTOR GENERAL DEL CUERPO DE DETECTIVES DE LA POLICÍA NACIONAL.

En ese operativo en la colonia El Niño Dormido de la zona 7, aparte de la detención de Emma Guadalupe Molina Theissen y sus compañeros, también resultaron heridos cinco personas entre ellas un niño de 6 años y murió una persona según informó la Policía.

GRÁFICA NO. 9

GRÁFICA NO. 10

GRÁFICA NO. 11
El informe lo firman dos detetives y un puesto administrativo dirigido al Jefe del Cuerpo de la Policía Nacional Miguel A. García Herrarte.
El inspector No. 12 Factor Salazar, fue el investigador asignado del caso y acudió al Hospital Latinoamericano ubicado en la zona 2, donde se estaba hospitalizada Tania Palencia, esa misma noche se habló con dos personas que se estaban en el lugar, una ellas era la madre de Tania.

NO. 12. INFORME DEL INVESTIGADOR PARA EL JEFE DE CUERPO DE DETECTIVES DE LA POLICÍA NACIONAL.

El 11 de marzo, la oficina de Relaciones Públicas de la Policía Nacional emitió un comunicado donde informó públicamente de los hechos ocurridos en la colonia Niño Dormido en la zona 7.

GRÁFICA NO. 13

GRÁFICA NO. 14
Dos días después de la detención de Emma Guadalupe, el segundo jefe del Cuerpo de Detectives solicitó allanamientos en su casa y en las viviendas de las otras cinco personas detenidas, la familia indica que el allanamiento fue en otra casa donde habían vivido

GRÁFICA NO. 15 FECHA: 12 DE MARZO 1976.
Emma Guadalupe Molina Theissen, era menor de 18 años por eso fue trasladada a un juzgado de menores según indica el oficio de la Policía Nacional.

GRÁFICA NO. 16

GRÁFICA NO. 17

GRÁFICA NO. 18. FECHA: EMISIÓN 11 DE MARZO DE 1976 Y RECEPCIÓN 12 DE MARZO DE 1976.

La familia de Julio César del Valle, presentó una solicitud de urgencia de Habeas corpus a la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

GRÁFICA NO. 19

Con el Habeas corpus fue confirmado la captura de Julio César del Valle y así también se supo de la captura de sus otros compañeros.

GRÁFICA NO. 20

GRÁFICA NO. 21

El 15 de marzo de 1976 el inspector José R. Rivera Aguello envió un oficio al jefe del Cuerpo de Detectives para informar sobre los delitos en los que había incurrido Tania Palencia, quien estaba hospitalizada en el Hospital Latinoamericano.

GRÁFICA NO. 22

GRÁFICA NO. 24. FICHA POLICIAL DE EMMA GUADALUPE EN SU DETENCIÓN EL 11 DE MARZO DE 1976.

La persecución contra estudiantes y políticos en los años 1978 y 1979

Dos años después de la detención, Emma Guadalupe se graduó como maestra en el Instituto Belén en 1978. María Eugenia se casa con Héctor Alvarado Chuga miembro de las FAR.

Este mismo año llegó a la presidencia en elecciones fraudulentas Fernando Romeo Lucas García, su hermano Manuel Benedicto Lucas García, fue el jefe del Estado Mayor General del Ejército hasta el golpe de Estado del 23 de marzo de 1982 de Efrían Ríos Montt junta a Horacio Maldonado Shaad y Francisco Gordillo forman el triunvirato, meses después Ríos Montt se declara presidente.

El nuevo presidente Fernando Romeo Lucas García fue responsable de las acciones de contra insurgencia en la base militar de Zacapa en la década de 1960 y había sido el hombre de confianza del expresidente Carlos Arana Osorio[7] 1970-1974.

El 29 de mayo de 1978 el ejército ejecutó la masacre en Panzós, en Alta Verapaz. La Comisión para el Esclarecimiento Histórico (CEH), informó que fueron 53 personas las fallecidas. Otras fuentes señalan que unas 47 quedaron heridas. Entre las personas que murieron estaba Adelina Caal, conocida como Mamá Maquín.

El 13 de septiembre  de ese mismo año, la Policía Nacional ficha a Emma Guadalupe Molina, donde la define como  elemento faccioso según una “investigación confidencial”.

GRÁFICA NO. 25

El 20 de octubre de 1978, cinco meses después asesinan al dirigente estudiantil Oliverio Castañeda De León, secretario general de la Asociación de Estudiantes Universitarios (AEU) sobre la novena calle y la sexta avenida de la zona 1,  en la entrada del edificio Paisaje Rubio, a pocos metros del parque Centenario,  minutos después de emitir un discurso en el Día de la Revolución. Cuatro meses más tarde asesinaron al exalcalde de la ciudad de Guatemala y dirigente del partido político Frente Unido de la Revolución (FUR).

El 23 de mayo de 1979 un grupo de estudiantes de la Universidad de San Carlos de Guatemala (Usac), fueron capturados dentro del Cementerio General cuando rendían homenaje al dirigente estudiantil Oliverio Castañeda De León en el Día del Estudiante Sancarlista, asesinado meses antes; una de las estudiantes detenida ese día fue  Ana Lucrecia Molina Theissen.

GRÁFICA NO. 26

GRÁFICA NO. 27

GRÁFICA NO. 28

GRÁFICA NO. 29

GRÁFICA NO. 30

GRÁFICA NO. 31

“El 2 de octubre de 1979, a poco más de un año de la aparición de la ficha de Emma Molina, aparece otra ficha de la familia, esta vez la Policía Nacional señala a doña Emma Theissen de Molina, madre de Emma Guadalupe y es acusada de amenazas”.

GRÁFICA NO. 32

Después de  cinco meses de haber sido denunciada Emma por amenazas, el 22 de marzo de 1980, secuestraron y asesinaron a Julio César del Valle, novio de Emma Guadalupe junto a sus compañeros Iván Alfonso Bravo Soto y Marco Tulio Pereira Vásquez; Julio César estudiaba en la Facultad de Ciencias Económicas de la Usac. “Militaba en la Juventud Patriótica del Trabajo (JPT) del Partido Guatemalteco del Trabajo (PGT) a donde nos habíamos pasado a militar un grupo importante de militantes de las FAR. Secuestrado desde las 10 la mañana junto con otros dos estudiantes universitarios, sus cuerpos fueron hallados a las 6 de la tarde en el carro que era de él” dice Emma Guadalupe.

El vehículo en el que se transportaban los estudiantes fue abandonado en al lado de la carretera junto a sus cadáveres en la aldea Santa Rosita, zona 16[8], “había un letrero “Así morirán los del PGT o algo así” dice Emma Guadalupe. El hecho se responsabiliza al Ejército Secreto Anticomunista (ESA), un escuadrón de la muerte que se cree que fue fundado por el anticomunista Mario Sandoval Alarcón, exvicepresidente de 1970-1974.

El hecho puso en aprietos el protocolo de seguridad del movimiento y peligraban las personas allegadas a Julio César, el partido por medida de protección propuso a Emma Guadalupe que se fuera a vivir al occidente del país en varias partes y por temporalidades. Se propuso que en abril a Chichicastenango y cinco meses después a Quetzaltenango. En ese tiempo Emma Guadalupe inició su militancia clandestina reuniéndose con estudiantes universitarios, militantes del lugar, estudiantes de educación media.

En este año Ana Lucrecia se fue de la casa de sus padres, bajo la idea de que era más seguro.  Después de trabajar por varios años en instituciones privadas, consiguió una plaza de maestra en el Ministerio de Educación, ese año la habían enviado a la Escuela de la aldea Lo de Carranza, de San Juan Sacatepéquez del departamento de Guatemala.

 

La persecución contra Emma Guadalupe y Marco Antonio Theissen

Celebran el aniversario del PGT, el 28 de septiembre de 1981, movimiento político que se reorganiza desde la clandestinidad por la persecución contra sus militantes por parte del Estado y los escuadrones de la muerte, Emma Guadalupe fue nombrada como representante del Comité Regional del Occidente para un evento, por lo que tuvo que salir de Quetzaltenango a la ciudad de Guatemala en horas de la mañana el 27 de septiembre.

Pasando Santa Lucía Utatlán, fue detenido en el bus donde se transportaba en un retén militar y para su suerte a todos los pasajeros se les revisó sus pertenencias y sus bolsas. Emma Guadalupe entre su ropa cargaba propaganda del PGT. En ese momento la capturaron, estuvo en el retén un tiempo y posteriormente fue trasladada a la zona militar General Manuel Lisandro Barillas No. 1715 en Quetzaltenango.

En este lugar estuvo durante nueve días. No se le dio comida ni agua. Durante días y noches fue torturada y agredida sexual, física y psicológicamente por parte de los militares de la zona, además de los especialistas durante los interrogatorios a cualquier hora,  de día y noche. En un descuido de la guardia, logró escapar el 5 de octubre.

Cuando Emma Guadalupe fue capturada, se identificó como María Margarita Chapetón Rosales, seudónimo “PATY”, pero uno de los oficiales presentes -quien años después se identificó como Hugo Ramiro Zaldaña Rojas-  se desempeñaba como oficial de Inteligencia S2, le mencionó su nombre real, el de familia y amigos, además en ese momento tenía en sus manos una fotografía de Emma, según el Ministerio Público (MP).

“Después de varios días sin agua ni comida tenía un fuerte dolor de estómago, pedí ayuda, estuve muchas horas pidiendo ayuda, como no obtuve respuesta supuse que estaba sola y empecé a buscar una salida, primero, logré zafarme de los grilletes, encontré una ventana y salí por allí” declaró Emma Guadalupe ante el Tribunal en el juicio[9].

“En el caso particular de EMMA GUADALUPE MOLINA THEISSEN, le ofrecieron constituirse en colaboradora del Ejército de Guatemala, para lo cual debía dar declaraciones públicas, lo cual no se materializó, en virtud de la fuga de esta persona, ocurrida el día 05 de octubre de 1981” argumenta el Ministerio Público en su tesis de acusación.

A mediodía del 6 octubre, tres hombres en un carro con placa del ejército, con lujo de fuerza entraron a la casa de la familia Molina Theissen en la colonia La Florida, zona 19 de la ciudad de Guatemala, preguntaron por Emma Guadalupe, quien un día antes se había escapado en la zona militar en Quetzaltenango; después de una hora de allanar la casa de la familia y al no encontrar a Emma, engrilletaron a Marco Antonio, lo  subieron a la palangana del pickup que llevaban, arrancaron y se fueron con rumbo desconocido.

“A Marco Antonio lo sacaron de la casa con lujo de fuerza y subieron en un carro con placas del ejército” según confirma doña Emma Theissen Álvarez en su declaración ante el Tribunal e identificó a Hugo Ramiro Zaldaña Rojas quien secuestró a su hijo[10].

 

Inicio de la larga, angustiosa e infructuosa búsqueda de Marco Antonio

Ese mismo día la familia interpuso un recurso de una exhibición personal y el día 23 de noviembre según los expedientes No. 138 y 18514 de la Policía Nacional. Desde esa fecha el Estado a través de las fuerzas de seguridad negaron la detención y desaparición ilegal de Marco Antonio. En el primer oficio indica en la parte de Asunto “Se informa que este no se encuentra detenido en este Cuerpo, ni ha sido capturado por elementos del mismo y que revisados los archivos se estableció que no aparece asunto alguno pendiente” mientras en el segundo solo indica “Se quejan de su secuestro”.

GRÁFICA NO. 33

GRÁFICA NO. 34

A partir del 6 de octubre, la familia Molina Theissen pasó semiclandestinamente para resguardar sus vidas.  A raíz de la situación, Eugenia se vio forzada a renunciar a su trabajo en la Usac debido a la inseguridad que representaba su rutina.  En este lapso de tiempo los padres comenzaron a asistir a reuniones con otras personas familiares de desaparecidos y participaban en las primeras marchas de reclamo ante el Palacio Nacional, muchas de estas familias fueron asesinadas o desaparecidas.

 

Después de la detención clandestina de Emma Guadalupe y las torturas a las que fue sometida, el 16 de enero de 1982 salió de Guatemala por tierra hacia Tapachula, México.  De ahí, con una tarjeta falsa de trabajadora de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), toma un vuelo para Tuxtla Gutiérrez la capital de Chiapas,  de ahí salió para el Distrito Federal de México donde es recibida por varios compañeros del partido, algunos con muchos años de estar en el exilio.

 

Dos meses después, el 23 de marzo se produce un golpe de Estado que encabeza Efraín Ríos Montt junta a Horacio Maldonado Shaad y Francisco Gordillo[11] para derrocar a Fernando Romeo Lucas García como presidente y su hermano Manuel Benedicto Lucas García[12], había renuncia a su cargo de jefe del Estado Mayor del Ejército el día anterior, el 22 de marzo. Meses después Ríos Montt se declara presidente y desintegra el triunvirato. En abril, se le informó a Emma sobre la desaparición de su hermano Marco Antonio.

Durante el gobierno de facto de Ríos Montt se suspendió la Constitución, se emitió el Estatuto Fundamental de Gobierno, se crearon los tribunales de fuero especial, con jueces anónimos y con plazos cortos para la sentencia que imposibilitaban la defensa.  Fueron ejecutadas 17 personas, aun cuando el Papa Juan Pablo II imploró por la vida de algunos de ellos.

 

En 1983, Emma Guadalupe trabajaba en México para una oficina de noticias y  junto con otras dos personas, forman el Comité de Familiares de Desaparecidos e inician la denuncia testimonial,  logran presentarla ante el Relator Especial de Naciones Unidas nombrado para Guatemala por la gravedad de la represión.

 

El 8 de agosto de ese mismo año, Óscar Mejía Víctores, ministro de la Defensa, derroca a Efraín Ríos Montt. Durante este período de facto se elaboró el Diario Militar que contenía los datos de varias personas vinculadas a los movimientos guerrilleros, estudiantes, sindicatos y afiliados al PGT, fueron desaparecidas forzadamente. Ese mismo año Ana Lucrecia –la hermana mayor- ya se encontraba en la clandestinidad y María Eugenia trabajaba con mucha discrecionalidad y si fuera posible no salía.

 

El 27 de febrero de 1984 asesinan a Héctor Alvarado, esposo de María Eugenia. A raíz de este hecho la familia tuvo que esconderse por un tiempo. El 23 de marzo, Eugenia, Emma Theissen (mamá), Carlos Molina (papá), las dos niñas de Eugenia (Dinorha de 8 meses) los padres de Héctor (Teresa Chuga y Marcial Alvarado) y el hermano menor de Héctor, Marcial, se asilaron en la embajada de Ecuador, la única que no tenía mucha vigilancia de la G2 (Sección de inteligencia del ejército).  Era evidente la vigilancia de policías con armas largas en todas las embajadas, excepto en esa. Viajaron hacia ese país, luego de una semana de haberse quedado encerrados, incluso les llegaron a cortar el agua y la luz, tratando de obligarlos a salir. Tres días después, Lucrecia salió hacia México por tierra.

 

En julio, una célula del Ejército Guatemalteco de los Pobres (EGP) mató a seis infantes del ejército de la marina mexicana, lo que provocó la captura de Lucrecia, Emma y sus hijos Julio y Natalia,  junto a otros guatemaltecos fueron capturados ilegalmente en México, a raíz de la captura de una persona que llevaba números telefónicos.  Las personas que vivían en la casa donde habitaban Lucrecia y Emma fueron también capturadas y ese hecho fue negado por el gobierno.

 

Nueve días después de permanecer capturados, los policías abandonaron sus casas.  La captura de ocho personas del PGT fue negada, hasta que Lucrecia denunció en la revista Proceso este hecho.  Después de salir libre fueron enviados a Cuba y luego, algunos  se fueron a vivir a Canadá, aceptados por ese país, como inmigrantes refugiados por motivos políticos. Emma y Lucrecia dejan de ser militantes del PGT y se quedan en México.

 

Mientras Lucrecia trabajaba conoció a una persona que tiene vínculos con una ONG llamada Servicio Universitario Mundial (hoy fundación) en México, que le ofrece una beca para estudiar en Panamá o Costa Rica.  Lucrecia toma la decisión de ceder su oportunidad a su hermana Emma quien viaja a Costa Rica en julio del 1985.  Mientras Lucrecia se fue para Nicaragua donde el clima tanto político y meteorológico le sentó muy mal para el recién embarazo de su segundo hijo.  En agosto del 1985 viaja para Costa Rica y se instala con su esposo sin pensar donde ir.

 

En una pequeña escuela de computación, Emma inicia sus estudios en informática, Mientras llegan sus papeles de graduada en el Instituto Belén con los que podría hacer el examen de admisión para estudiar en la Universidad de Costa Rica.

Emma a su llegada a Costa Rica trabajó en la Asociación de Familiares de Desaparecidos en Centroamérica (ACAFADE) una organización con guatemaltecos, salvadoreños y costarricenses.

 

Las rupturas internas del movimiento guerrillero y las diferencias ideológicas también se visualizaban en el exterior, Lucrecia viviendo en Costa Rica trabajaba en la Comisión para la Defensa de los Derechos Humanos en Centroamérica (CODEHUCA) y a mediados de 1988 es despidida porque no es parte de la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG). Sin embargo, consigue un trabajo temporal en la extinta Comisión de Derechos Humanos de Costa Rica (CODEHU) y en octubre empieza a trabajar en el centro de documentación del Centro de Estudios y Publicaciones Alforja.

 

En 1990, después de las convocatorias de los Foros de Esquipulas I y II donde participaban los presidentes de Centroamérica, convocados por el gobierno de Vinicio Cerezo Arévalo en Esquipulas, Chiquimula; Ana Lucrecia inició un tratamiento psicológico, aunque con menos intensidad que Emma. Ese mismo año se realizarían las elecciones en Guatemala lo que hizo que muchos guatemaltecos en el exilio regresaran.

 

La ausencia de una familiar siempre pesa en la memoria de sus seres queridos y más cuando es ausente por desaparición. Hasta estas fechas, pese a que la familia está reunida en Costa Rica, no se ven con frecuencia, se hablan poco, no se muestran ni afecto ni solidaridad. La desaparición de Marco Antonio, marcó un antes y un después. El dolor, las culpas, la amargura en cada uno, hace que no se viva en familia.  Entre más evitan las fechas tristes mejor, como la navidad o el día de la madre, todos huyen de la mirada del otro porque el propio dolor es insoportable. Se teme morir si se comparte con los demás.

 

Durante el proceso de los Acuerdos de Paz, el presidente Jorge Antonio Serrano Elías provocó un autogolpe de Estado el 25 de mayo de 1993, disolviendo el Congreso, la Corte Suprema de Justicia (CSJ), la Corte de Constitucionalidad (CC) y el Tribunal Suprema Electoral (TSE). El 1 de junio se vio obligado a renunciar a la presidencia y se exilió en Panamá hasta la fecha. En su lugar asumió la presidencia Ramiro De Léon Carpio quien era Procurador de los Derechos Humanos, salvándose de ser detenido por Serrano.

 

La reconfiguración de la familia Molina Theissen

 

En Costa Rica, Carlos Molina –papá- muere el 23 de septiembre de 1994 de un infarto, después de negarse a seguir esperando el regreso de su hijo Marco Antonio, lejos de su casa, lejos de Guatemala. El fallecimiento de uno de los jefes de la familia, también marcó un antes y  un después, ahora en una familia más numerosa pues ya no eran solo las hijas sino también los nietos.

Los días y meses posteriores  la familia se reúne y empiezan a reconstruirse los lazos afectivos. No se logra hablar, pero las relaciones con los hijos se fortalecen. No fue fácil tejer el vínculo pero todos asumieron del compromiso de hacerlo y más con los hijos.  En ese proceso Emma Theissen –mamá-  pasa al centro de la familia y da inicio un nuevo momento.

 

Se inicia la búsqueda del afecto familiar. 

En el año 1994, se impulsaba en Guatemala el proyecto Recuperación para la Memoria Histórica (REMHI), impulsado por el obispo Juan José Gerardi de la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala (ODHAG),  Ana Lucrecia, que había estudiado para ser bibliotecóloga fue delegada por el Instituto Interamericana de Derechos Humanos (IIDH) para montar la biblioteca, donde conoció a monseñor Gerardi, esa vez todas viajaron por primera vez a Guatemala entre 1995 y 1996.

 

Justicia por la desaparición forzada de Marco Antonio

La familia interpuso un recurso de exhibición personal a favor de Marco Antonio Molina Theissen en la Corte Suprema de Justicia (CSJ) con fecha 9 de julio y 11 de mayo de 1997. El 7 de mayo de 1999 la CSJ asigna a la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH) para buscar a Marco Antonio. Ese mismo año Emma Álvarez y Ana Lucrecia reciben el informe Guatemala Nunca del REMHI en manos del obispo Juan José Gerardi. Desde año se hace un procedimiento de investigación especial para el caso de Marco Antonio a partir  del sistema de justicia guatemalteca.

En la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) también avanza el juicio, que  concluye con la condena del Estado, el 26 abril de 2004.  La sentencia ordena medidas de reparación social, investigación y persecución, juicio y castigo a los responsables.

En Guatemala las diligencias sobre el caso Molina Theissen comenzaron a caminar con mucha lentitud y en la mayoría de casos para mantener impunidad a beneficio de los culpables. En el año 2009 la familia consigue a su primer abogado, integrante de una organización de la sociedad civil que recibe fondos del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para impulsar casos judiciales.

En octubre de 2010, en el juicio por la desaparición forzada de Fernando García, sindicalista y dirigente estudiantil universitario. Lucrecia declara como testiga de la acusación. Fueron condenados dos policías de una fuerza especial (los llamados SWAT). En septiembre de 2013 se condenó por el mismo hecho a un general que fue jefe de la Policía Nacional; en esa ocasión también declaró Lucrecia.

Durante los años 2013 y 2016 se llevaron a cabo otros juicios contra militares con responsabilidades durante las dictaduras, en 2013 fue sentenciado por los delitos de genocidio y derechos contra la humanidad Efraín Ríos Montt; en 2015 fue sentenciado Pedro García Arredondo, exjefe del Comando Seis por haber ordenado la masacre en la embajada de España, aunque en este caso no es juzgado por militares, los antecedentes del hechos es por acciones militares. En 2016, se sentenció a un exteniente coronel a 120 años y a excomisionado militar a 240 años por el caso Sepur Zarco acusados de violencia sexual.

El 6 de enero de 2016, se captura de 4 militares por la desaparición de Marco Antonio, Manuel Antonio Callejas Callejas, jefe de Sección de Inteligencia Militar G2 en 1981; Francisco Luis Gordillo Martínez, Comandante  de la Base Militar Manuel Lisandro Barillas de 1715, Quetzaltenango, en 1981; Edilberto Letona Linares, Subcomandante de la Brigada Militar de Quetzaltenango de 1980 a 1982; Hugo Ramiro Zaldaña Rojas, oficial de inteligencia G2 en 1981.

En la misma fecha fue detenido Benedicto Lucas García por la desaparición forzada de 500 personas por miembros del ejército entre el año de 1981 y 1988, después fueron llevadas a la zona militar No. 21 “Antonio José de Irrisarri” ubicada en la aldea Chicoyogüito en Cobán, Alta Verapaz, este caso es conocido como Caso Creompaz. Actualmente en este lugar funciona el Comando Regional de Entrenamiento de Operaciones de Mantenimiento de Paz – CREOMPAZ, del Ministerio de la Defensa y las Naciones Unidas.

El 25 de octubre de 2016, ligaron a proceso a Benedicto Lucas, exjefe del Estado Mayor del ejército, hermano del expresidente Romeo Lucas, estratega y ejecutor de la guerra sucia; por la desaparición forzada de Marco Antonio Molina Theissen y la detención clandestina y violación sexual contra Emma Molina Theissen.

El 1 de marzo de 2018, los exmilitares Manuel Antonio Callejas Callejas, Francisco Luis Gordillo Martínez, Edilberto Letona Linares, Hugo Ramiro Zaldaña Rojas y Manuel Benedicto Lucas García; uno a uno fueron escuchando sus nombres y los hechos que se les imputa desde el interior de la carceleta del Tribunal de Mayor Riesgo C.

 

[1] Durante este período se promulga en tres ocasiones la Constitución, en 1956 con Carlos Castillo Armas; 1966 a raíz del golpe de Estado provocado por el coronel Enrique Peral Azurdia al Ydígoras Fuentes en 1963. Y en 1985 convocado por el gobierno de facto de Óscar Mejía Víctores. En este período se suspendieron garantías constitucionales en los golpes de Estado de Peralta Azurdia en 1963 emitiendo La Carta Democrática y con Efraín Ríos Montt al derrocar a Fernando Romeo Lucas García emitió el Estatuto Fundamental de Gobierno en 1982.

[2] Los golpes de Estado fueron provocados por militares excepto el de 1993. En 1963, Enrique Peral Azurdia derrocó a Ydígoras Fuentes. En 1982, Efráin Ríos Montt derrocó a Fernando Romeo Lucas García. En 1983, Óscar Mejía Víctores derrocó a Efraín Ríos Montt. Y en 1993, Jorge Serrano Elías provocó un autogolpe de Estado siendo presidente del Organismo Ejecutivo.

[3] Línea de Tiempo de Familia Molina Theisse. Quimy De Léon. Prensa Comunitaria. En adelante, Línea de tiempo o Entrevista Colectiva.

[4] Entrevista colectiva

[5] Cuenta la familia Molina Theissen en una Entrevista Colectiva.

[6] Según la parte de la Policía Nacional, la persona no identificada es Rubén Herrera Osorio.

[7] Gálvez Borrell, Víctor. Política y conflicto armado: cambios y crisis del régimen político en Guatemala (1954-1982).

[8] “Julio César del Valle Cóbar, Iván Alfonso Bravo Soto, Marco Tulio Pereira Vásquez”. Columna de opinión de Ruth del Valle, publicado el 22 de marzo de 2018 en La Gazeta.

[9] Día 11: Emma Molina Theissen Rompe El Silencio Y Da Testimonio. Juan Calles. http://www.prensacomunitaria.org/dia-11-emma-molina-theissen-rompe-el-silencio-y-da-testimonio1/

[10] Día 2: Caso Molina Theissen, Declara La Madre De Marco Antonio Y Benedicto Lucas. Juan Calles. http://www.prensacomunitaria.org/dia-2-caso-molina-theissen-declara-la-madre-de-marco-antonio-y-benedicto-lucas/

[11] Hoy es uno de los acusados en el juicio.

[12] En el juicio es uno de los acusados.

CONTENIDO RELACIONADO

síguenos
contáctanos soy@rudagt.org
Dona Hoy

Todos los derechos reservados. Los contenidos son propiedad de sus autoras