“Ese día sanaron muchas heridas en mi”: Entrevista a Helleng “La Reinota”

Por: Andrea Rodríguez
País: Guatemala
21 marzo 2021

Las movilizaciones por el Día internacional de la mujer llenaron las calles y las redes sociales de verde y morado. En muchas, las mujeres utilizan humo de estos colores cómo símbolo de la lucha feminista y por el derecho a decidir. Pero en la Ciudad de México, el humo también vino desde otros actores y otros símbolos, como los de las fuerzas de seguridad. Helleng, ahora conocida como la Reinota, decidió asistir a la marcha del 8 de marzo en el Zócalo de la Ciudad de México luego de ver una transmisión en vivo de la represión policial, y se hizo conocida por un video de TikTok en donde se le ve que devuelve un artefacto de humo enviado desde el interior de la valla colocada por las autoridades alrededor del Palacio Nacional.

Su imagen se volvió inspiración para ilustrar la lucha y el acompañamiento de las mujeres ante cualquier tipo de violencia y represión. Conversamos con ella sobre este día, la situación en México y la lucha en las calles como un espacio de sanación para las mujeres.

https://twitter.com/HatsumiNonaka/status/1369426036115595266

Yo soy Helleng, alias “La Reinota”, así me pusieron aquí en México y en Twitter. Voy a cumplir 28 años en julio. Llevo varios años queriendo saber qué es el feminismo, y bueno, el 8 de marzo del 2021 un video mío se hizo viral, donde le regreso un artefacto de humo a la valla que puso el gobierno dentro del Zócalo protegiendo al Palacio Nacional. La gente empatizó conmigo y pasé de tener 25 seguidores en Twitter a tener casi 72mil. Ha sido un cambio muy fuerte y ahora hago entrevistas, ahora la gente me reconoce en la calle, la gente me pide fotos, pero al final yo sigo siendo la misma chica amable y empática, la misma chica de siempre nada más que ahora con un poquito más de foco.

¿Qué ocurrió el 8 de marzo en México desde tu experiencia?

Pues se venía, se sabía que el 8 de marzo iba a llegar. Hay muchos temas. Pero el que está ahora muy fuerte es que hay un candidato a la gobernatura de un estado que tiene acusaciones legales de violación y acoso, las denuncias allí están. Lo pusieron como candidato, después le retiraron la candidatura, y unos días antes del 8 de marzo lo confirmaron de nuevo. Este candidato representa al partido que está en el poder en este momento, entonces eso encendió muchísimo, creo que eso fue un porcentaje del enojo que había. Y lo segundo es que el presidente había dicho que él iba a dejar marchar a las personas libremente, que no iba a haber un tipo de represión, y pues, todo lo contrario. Cercaron un edificio representativo que es el palacio nacional.

Pues lo bardearon, temiendo a que el edificio fuera dañado. Y pues es como, ok, vas a poner una barda alrededor de un edificio para que no sea dañado, habían dicho que no iba a haber hombres detrás de la valla y sí hubo, habían dicho que no iba gas lacrimógeno y sí hubo, hubo compañeras que recibieron gas lacrimógeno en la cara. Yo lo recibí lo que llegaba, pero diez metros hacia adelante yo no sé si esas chicas se encuentran bien, si tienen algún problema en las vías respiratorias o en los ojos. Entonces ¿qué pasó? pasó todo lo contrario a lo que nos dijeron que iba a pasar, regresaron al candidato, hay muchos casos de feminicidios que están cerrados arbitrariamente, hay diez mujeres que son asesinadas a diario en México, entonces hay una molestia muy grande.

Y creo que precisamente este 8 de marzo, después de un año de estar guardados en casa, pues era muy esperado, porque la violencia doméstica de elevó muchísimo. Pero yo creo que esos fueron los temas más fuertes, la valla que pusieron para proteger un edificio, cuando por una vida no actúan de esta manera como para salvar un edificio. Además, la agresión y el ataque que vivimos, en el video es muy claro, estábamos muy lejos y aun así nos mandaron una bomba de humo para que nos fuéramos. No estaba haciendo nada, sabes. Y las chicas que están en la línea de fuego, les aventaban de todo, orines, piedras, varillas, lo que encontraran. Hubo más, hubo temas en otros estados de chicas que siguen presas, que no aparecen, pero aquí en la Ciudad de México así se sintió, y me estoy quedando corta, hay mucho más que decir.

¿Qué fue lo que sentiste antes y después de ir a la manifestación?

Yo hice una protesta personal en mi casa, decoré mi balcón y puse “Ni una menos”. Y mis vecinos cerraron sus ventanas. No es que yo sienta que mi voz en ese momento iba a cambiar la situación, pero fue un poco frustrante que no hubo ni una muestra de apoyo. Y dije, pues es que no me puedo quedar aquí. Empecé a ver un live de una diputada que se llama Alessandra Rojo de la Vega, ella estaba en vivo, éramos más de 16mil personas viendo lo que estaba pasando, y vimos que a una chica la jalaron los policías y la metieron, la cruzaron de la valla y no la soltaban, y no la soltaron. Y la agredieron, le pegaron en sus genitales, le pegaron en su cara, le rompieron dos costillas. Eso, en el momento, la impotencia fue lo que me levantó de mi silla, fui por mi bolsita, agarré un cubre bocas, gel antibacterial, llené el garrafoncito de agua que traía, agarré dinero y me fui. Eso fue antes, ya que llegué era de película.

https://aristeguinoticias.com/0503/mexico/amurallan-palacio-fotos/

Se escuchaba cómo explotaban artefactos de humo, se escuchaba una guerra, e igual estoy pensando que es muy exagerado pensar en una guerra, pero nunca he estado en una porque soy una civil. Entonces después de la marcha lo que sentí fue que me quedé con la impotencia de que nunca supimos si la chica estaba bien hasta que luego la conocimos en sus redes donde subió sus radiografías y lo que había pasado. Y pues ya luego de la marcha me hice viral, y empezaron los comentarios muy ofensivos.


Hay personas que no ven más allá de un cuerpo, no ven más allá de la acción; pero creo que muchas personas se sintieron reflejadas, les gustó la acción de regresarle al gobierno lo que prometió que jamás iba a ser lanzado, y hasta la fecha nuestra jefa de gobierno niega que hubo bombas de humo. Pero en el video se ve que viene desde adentro, y después hay una toma aérea con un dron, se ve cómo alguien que está adentro va a recogerlo y lo vuelve a lanzar.

¿Qué sentiste cuando viste el impacto del video donde devuelves el humo?

Al principio fue muy abrumador, y fue muy triste, me sentí muy expuesta. Si me hubiera quedado con lo que vi en facebook jamás nadie hubiera conocido mi cara, porque allí los comentarios son horribles, es mucho más fácil comentar. Está super dividido también, te diría que hay un 60% de comentarios negativos, y eso por lo que me dicen porque yo no abro facebook, cada que lo abro me encuentro un ataque y una burla o provocación diferente. Fue muy abrumador y muy triste.

Luego en Twitter se hizo viral. Yo no tengo TikTok entonces no lo vi allí, pero en Twitter la respuesta fue muy diferente, me empezaron a buscar, había comentarios de “por favor hay que encontrarla y agradecerle”, y yo lo veía y decía ¿será que digo o no que soy yo? Y al final decidí apropiarme del sobrenombre, que es muy bonito, y decir que por allí andaba yo.

Y bien, creo que, aunque hay mucho odio y señalación hacia mi cuerpo, también hay muchas personas que empatizan conmigo y que ven en mi una figura, que suena un poco raro para mi decirlo y todavía no lo dimensiono, pero una figura inspiradora. Y a mi me da mucho gusto ver que hoy en día estoy inspirando a las personas a ir a la marcha cuando no se atrevían, cuando yo les digo que no se obliga a nada, cada una tiene una lucha diferente y es completamente válido, se trata de apoyarnos y respetar.

Hay personas que no lo saben porque en la televisión solo te pasan los autos destruidos, la foto de una chica prendiéndole fuego a la línea de policías, pero no te muestran que minutos antes la chica fue golpeada, fue insultada desde adentro por personas que tienen una protección completa. Eso no lo muestran, eso no se ve.

Yo me inspiré de muchas chicas que estaban alrededor, porque ya había muchas haciéndolo. Yo tuve la suerte de que alguien me grabara y que lo compartiera. En el momento sí fue muy impulsivo de mi parte, pero yo veía que las chicas que lo hacían estaban bien, aunque sí había otros artefactos que explotaban, unas como bombitas redondas. En el momento no pensé si era humo o qué, en primera porque no conozco de eso, porque soy una ciudadana mexicana como todas las que estábamos allí a quienes no le debieron haber aventado eso. Y más el gobierno. Y más artefactos que pagan nuestros impuestos. Entonces sí fue complicado, y cuando yo llegué fue un hecho, cuando yo lo vi, fue un hecho de que si estaba en una situación similar yo lo iba a aventar de regreso el artefacto, porque muchas personas lo estaban haciendo, mujeres, hombres, y la brigada. Entonces en ese momento pensé que era necesario hacerlo tanto por seguridad de ellas como por seguridad mía.

Internacionalmente, siempre resaltan las movilizaciones de mujeres mexicanas, en días como el 8 de marzo y otros. Pero a lo interno, ¿cómo ves la situación del movimiento feminista en México?

Ciudad de México es una ciudad muy grande, en cuestión de densidad de población. Entonces por eso como que la marcha de la CDMX es tan vista, porque pasan muchas cosas, llega muchísima gente. En un estado hay una chica que salió a marchar sola, y yo te juro que ella es mil veces más valiente. Es que eso es lo que se tiene que hacer, yo creo que ahorita para el movimiento esto que está pasando nos está ayudando mucho a que otras personas empaticen con el movimiento y se den cuenta del amarillismo que hay en los medios de comunicación. Entonces sobre qué está pasando actualmente en México con el feminismo, es que se están uniendo nuevas personas y nuevas generaciones. Me han mandado por Twitter dibujos de niñas que hacen de mi. Ayer fui a una plaza comercial y una mamá le dijo a su hija “mira, mira, es ella, es la Reinota” y su hija se emocionó muchísimo. Creo que va bien, en este caso hay personas que se muestran identificadas con la acción y la ven más allá de mi cuerpo, la acción creo que va a unir a más personas al movimiento. Y hay muchas personas que dicen que el siguiente año sí quieren ir porque saben que en la marcha se respeta la lucha de las personas y les da tranquilidad a las mujeres que quieren ir. Creo que todo el <> lo vale para que otras personas se quieran unir a esto y sepan de qué va. Esto solo es un piquito de toda la lucha que se ha hecho por muchos años.

¿Cómo ha respondido el gobierno a las demandas feministas?

Pues no les gustan, y es que definitivamente se ha logrado mucho. El caso que más conozco es el de la Ley Olimpia que protege a la persona que es víctima de la difusión de imágenes privadas y se hace justicia hacia las personas que hacen la difusión. Hay muchas personas que piensan que no se hace nada o que no se logra nada, sin embargo, siempre la intención es la justicia, que se acabe la impunidad. Pero al gobierno le incomodan, porque se tiene todavía la idea de que el hombre aquí decide y lo que diga está bien, entonces la mayoría de las personas que están en el poder son hombres, y en este caso tenemos también un presidente ya mayor. Entonces creo que eso también afecta en cuestión de adaptarse a la nueva generación, situación que él comentó que no pasaría. En su campaña él decía que las mujeres íbamos a estar seguras en su sexenio, y pues qué te digo, parece que muchas personas creyeron en él y ahora están enojadas, definitivamente.

Vimos que citaste en una fotografía de un tweet tuyo diciendo:
“Ese día sanaron muchas heridas en mí”. Desde allí y desde ese sentir ¿Qué sanan las mujeres cuándo salen a las calles, que ha sanado la Reinota?

Sanas el concepto de feminismo, porque cuando sales a marchar te encuentras con muchas historias muy tristes, sobre todo. Hay una parte de la marcha donde hay un stand y un micrófono donde las mujeres suben a contar sus casos, a contar cuál es su lucha. También ese día sané la experiencia de una relación muy tóxica que tuve. Creo que el primer acto feminista que hice en mi vida fue decirle hasta aquí a esa persona. Entonces ese día sané conmigo misma y con el género femenino a mi alrededor, el saber que iba bien, que las cosas iban a estar bien y que no iba a volver a ir para atrás. También tuve mucho apoyo de mi prometido.

En primera sané mi relación con el género masculino. Sané con los hombres, sané con mi relación, sané con las mujeres, sané con el movimiento porque lo vi, porque lo viví, porque lo sentí y lo vibré. De verdad es maravilloso, cuando menos desde mi experiencia. Hay otras mujeres que son violentadas o que las corren de sus trabajos por ir a marchar, entonces ahora sí que desde mi privilegio puedo decirte que ese día cambió mi vida, y ese día me di cuenta que todos los 8 de marzo tengo que salir, que todos los 9 de marzo voy a hacer paro, aunque piensen que son vacaciones, no lo son.


Es una protesta pacífica, se quejan de la protesta donde las mujeres salimos, pero también se quedan de la protesta cuando las mujeres no salimos, entonces les digo, checa tu machismo y deja de juzgar mi feminismo. Es mucho, pero sí, definitivamente el 8 de marzo de 2021 cambió mi vida y salió esa fotaza que a mi me encanta, y que me atreví a compartirla porque no tengo muchas fotos de este 8 de marzo, en realidad no saqué fotos porque no traía pila, la pila que llevaba era para mi regreso a casa. 
Para mi sanar es un proceso que va desde encontrar qué es lo que sientes, qué está mal o qué no te gusta hasta nombrarlo, y en mi caso informarme hasta saber qué es.

CONTENIDO RELACIONADO

síguenos
contáctanos soy@rudagt.org
Dona Hoy

Todos los derechos reservados. Los contenidos son propiedad de sus autoras