En Joyabaj, Quiché, dos mujeres criminalizadas luchan por demostrar su inocencia

Por: Belén Gálvez
País: Guatemala
1 julio 2021
Fotografía: Julián Ventura

Actualmente se encuentran criminalizadas cinco personas por el caso #QuemaMunicipalidadJoyabaj: la periodista Anastasia Mejía, Petrona Siy, Sebastiana Pablo, Micaela Solís y Manuel Pablo. El día 16 de junio, se canceló la audiencia de etapa intermedia, que estaba prevista desde el 11 de enero de 2021, dejando así un futuro incierto para todas, donde Sebastiana Pablo continúa en prisión preventiva sin medidas sustitutivas y Micaela Solís en prisión domiciliar. Ambas expresaron su descontento ante las irregularidades por parte de la administración del alcalde Florencio Carrascoza, en la manifestación del 24 de agosto de 2020 en Joyabaj.

Antecedentes

El 24 de agosto de 2020, se produjo una manifestación en Joyabaj, Quiché, debido a la inconformidad contra el alcalde Florencio Carrascoza. Dentro de las inconformidades expuestas por la población de Joyabaj se encontraba el uso indebido de los recursos públicos, así como un mal manejo de la ayuda que se brindaba por la pandemia de covid-19 que favorecía a ciertas personas. Así mismo, un sector de comerciantes del municipio había mostrado su descontento desde el 17 de agosto de 2020, al haber sido excluidos de la asignación de puestos para vender. Dentro de las exigencias de este sector, estaba que se abriera el mercado municipal.

De igual forma, la Asociación de comerciantes y vecinos de la localidad, demandaron al alcalde Florencio Carrascoza que transparentara a dónde se estaba yendo el dinero que se recaudaba, también expresaron su descontento por varios cobros de la municipalidad y que en varias ocasiones a los comerciantes se les quitaba su mercadería.

La manifestación era de carácter pacífico, mencionaba el fiscal Casimiro Hernández en una entrevista para Prensa Comunitaria. Sin embargo, debido a que se aglomeraron varios pobladores también a manifestarse, se salió de control la situación. Al momento de finalizar la manifestación, se dieron disturbios de todo tipo, dentro de estos un incendio y saqueo de la municipalidad, comentaba el fiscal Hernández.

La labor de la periodista Anastasía Mejía se caracteriza por hacer periodismo comprometido contra la corrupción y con la fiscalización del gobierno municipal. El día de la manifestación estaba documentando lo que pasaba en una transmisión en vivo a través de Xol Abaj TV, donde era directora y ejercía su profesión. El día 22 de septiembre de 2020, se realizó la detención de ella junto a la presidenta de la Asociación de Comerciantes Petrona Siy y otras tres personas, dentro de estas Micaela Solís y Sebastiana Pablo. Para conocer un poco más de ellas nos acercamos a Wendy López, abogada defensora de Micaela y Sebastiana.

Micaela Solís, Asociación de comerciantes de Joyabaj

Micaela Solís, es miembra de la Asociación de Comerciantes de Joyabaj. Ella al igual que Sebastiana Pablo, vende productos orgánicos que cultiva en su casa, es comerciante. Micaela tiene 45 años, es mujer maya K’iche’ y monolingüe. Es madre y está casada, su esposo es alcohólico por lo que ella es la única que se encarga del sostén económico de su hogar y está siendo sindicada por los delitos de sedición y atentado en el caso de la Municipalidad de Joyabaj.

Micaela en el día de la manifestación

Su abogada defensora, Wendy López, comenta que el día de la manifestación Micaela fue a hablar con el alcalde municipal, hace referencia a ciertos víveres, los cuales nunca se les dieron. La familia de Micaela tenía necesidades económicas, por lo cual se acerca al alcalde quien estaba custodiado por elementos de la Policía Nacional Civil (PNC), así como la Policía Municipal de Tránsito (PMT). Para llegar hasta donde se encontraba el alcalde, comenta Wendy López, era necesario subir gradas, Micaela sube y termina su discurso, dentro de esa misma área había un hombre quien empuja a Micaela. Cuando ella es empujada, extiende sus brazos para no caer o toparse con alguien. Cuando ella hace esta acción, según el relato del alcalde, Micaela le da un puñetazo en el pecho. Sin embargo, Micaela comenta que ella solo trataba de resguardar su vida. Solo recuerda que pasa su mano sobre algo o alguien, pero que no tenía intención de golpear o lastimar a nadie.

Cuando pasa esto, alguien de la seguridad del alcalde empuja a Micaela para atrás, cuando se da esa respuesta por la seguridad del alcalde, muchos de los hombres presentes se levantan y empiezan esta discusión más fuerte. No se puede negar que hubo golpes entre personas desconocidas, comenta López. Al verse expuesta ante los golpes, Micaela Solís trata de resguardarse y salir de ahí, se compone el traje y el pelo, después ya no se le ve. Para el Ministerio Público (MP), haberse subido a las gradas era “como el signo de que todos debían prepararse para el ataque”. Además, cuando supuestamente le da el golpe al alcalde “era la señal de que todos empezaran a golpear”. El MP no analizó a profundidad los videos, ni tampoco se contempló otras cuestiones, comenta López.

“Con ella tuvimos la suerte de que pudimos apoyarle. Muy tempranamente se trabajó una estrategia en la cual se protegió su libertad. Al tener una orden de captura, ella se presentó voluntariamente y eso fue de gran apoyo para que no quedara en la cárcel como Sebastiana” Wendy López

Sebastiana Pablo ha pasado más de 256 días en prisión preventiva

Sebastiana Pablo es una lideresa maya K’iche’. Ella reside en la aldea Paxtulá, que está a una hora y media o dos horas del centro de Joyabaj. Tiene actualmente 53 años y es defensora de los derechos de las mujeres. Ha hecho labor de fiscalización al gobierno municipal de Joyabaj. Es comerciante, se dedica a vender los productos que cultiva en su huerto, su hogar. Además, es madre de cinco hijos y su esposo tiene discapacidades físicas, lo que hace que sobre Sebastiana recaiga todo el manejo de su hogar, así como el sostenimiento económico. Ella es vicepresidenta de la Asociación de comerciantes de Joyabaj, y ha pasado alrededor de 256 días en prisión preventiva. Sebastiana no obtuvo medidas sustitutivas, está siendo sindicada por robo agravado, incendio y sedición en el caso de la Municipalidad de Joyabaj, delitos por los cuales las otras personas no están siendo acusadas, solo Sebastiana.

Es monolingüe, habla el idioma K’iche’. Se caracteriza por ser una mujer luchadora, “que ha logrado todo lo que obtiene a puro pulso”, expresó Wendy López. Ha sido miembra de la Organización de Mujeres, y fue criminalizada en esa labor de fiscalización. En el caso de Sebastiana, su defensa ha podido observar un abuso por parte del sistema de justicia, ya que se le negó la prisión domiciliaria y a más de ocho meses no hay un Juzgado que conozca la causa. Dentro del proceso, comenta Wendy López, se interpuso la denuncia en contra de la jueza Susy Pérez, por sus muestras de discriminación y racismo. En una audiencia, que se llevó a cabo el 11 de enero, cuestionó a Sebastiana de sus creencias religiosas, expresó López. De igual forma comenta: “Este parámetro debe de estar excluido del sistema de justicia o de la impartición de justicia porque prácticamente parcializa a la persona. Dentro de las comunidades debe de respetarse la libre creencia que cada uno tenga”.

¿Qué estaba haciendo Sebastiana el día de la manifestación?

Ella como vicepresidenta había sido citada para esa fecha. Wendy López, explica que el mismo alcalde los citó ese día. Existe un video de redes sociales, dentro de este se escuchan varias voces, el contexto de la discusión es que hay una serie de actos de corrupción por parte de una tal Romelia, dentro de la administración del mercado municipal, comenta López. Romelia cobra entre Q3,000 y Q5,000. – por tener un puesto sobre una mesa, como hay varias personas que no pueden pagar esta cantidad de dinero por las dificultades económicas, como el caso de Micaela y Sebastiana, se les manda al área de venta de animales (El mercado municipal de Joyabaj, está dividido en varias secciones como la venta de frutas, carnes, verduras y animales).

Dentro de esta área, se mandaban a las personas que no podían pagar el derecho de piso, al estar en el lugar donde se encontraba la venta de animales, como caballos, cerdos, se representaba una amenaza para la venta, de igual forma, los comerciantes también mostraban su descontento, ya que el lugar no es higiénico. Los animales hacen sus necesidades físicas donde sea, por lo tanto, esto afectaba su venta. A raíz de esto, Sebastiana está junto al grupo, cuando se realizó un pliego de peticiones que iba a ser entregado al alcalde. Dentro de la grabación están varias personas que hablan K’iche’ y español. Las personas que hablan en K’iche’ expresan su descontento por la corrupción de Romelia, comenta López. También, se habla de que el alcalde había ofrecido víveres a los comerciantes, por dejar el mercado debido a la pandemia de covid-19. Solo se cerró el mercado y nunca se dieron estos víveres a favor de ellos, esto también iba incluido en el pliego de peticiones. De igual manera, se requería que se pudiera ayudarles o quitar la malla, para que el mercado quedara libre y así vender los productos.

¿Cuál es el delito de sedición?

Según el Código Penal de Guatemala consiste en lo siguiente:

Artículo 387. Sedición. Cometen el delito de sedición quienes, sin desconocer la autoridad del gobierno constituido, se alzaren pública y tumultuariamente para conseguir por fuerza o violencia cualquiera de los objetos siguientes:

1. Deponer a alguno o algunos de los funcionarios o empleados públicos o impedir que tomen posesión de su cargo quienes hayan sido legítimamente nombrados o electos;
2. Impedir, por actos directos, la promulgación o ejecución de las leyes o de resoluciones judiciales o administrativas;
3.Ejercer actos de odio o venganza en la persona o bienes de alguna autoridad o de sus agentes;
4.Ejercer, con fines políticos o sociales, algún acto de coacción contra los particulares, contra una clase social o contra las pertenencias del Estado o de alguna entidad pública;
5.Allanar los centros penales o lugares de detención o atacar a quienes conducen presos o detenidos de un lugar a otro, para liberarlos o maltratarlos.

Los instigadores, dirigentes o cabecillas del delito de sedición, serán sancionados con prisión de uno a cinco años y multa de cien a dos mil quetzales. Los meros ejecutores de la sedición serán sancionados con prisión de seis meses a dos años.

Wendy López comenta, que esperan que tanto con Sebastiana como con Micaela, se establezca que ese delito propiamente se dio en la época del Conflicto Armado Interno y que la finalidad del delito de sedición era de derrocar el gobierno, pero en este caso puede observarse que no hubo intención de derrocar el gobierno. “Sí de criticar en cierto momento la situación de corrupción; sin embargo, eso no puede equipararse al hecho del derrocamiento”.

Racismo y retraso en el proceso judicial

El 27 de enero de 2021, a pocos minutos de haber iniciado la audiencia de etapa intermedia de Micaela Solís Juárez en el juzgado de Santa Cruz del Quiché, la jueza Susy Elizabeth Pérez Cabrera informó la decisión de inhibirse de seguir en el caso por una denuncia que fue presentada un día antes en su contra por prevaricato y discriminación. De igual manera, se canceló la audiencia del 16 de junio de 2021.

Wendy López comenta al respecto que “se canceló la audiencia del 16 porque vemos una mala fe por parte del Juzgado, desde el mes de enero se interpuso la denuncia y se elevó el caso a la sala. Al momento que hay una denuncia penal por alguna de las partes contra la jueza, el procedimiento es que el MP automáticamente debe de iniciar el antejuicio en contra de la jueza Susy Pérez. Al momento de iniciar este proceso de antejuicio, al darle la posible etapa intermedia, la juez Susy Pérez se excusa en audiencia porque no va a seguir con el caso por la denuncia propuesta. La Corte Suprema declara in límine (quiere decir que se rechaza sin entrar a conocer o revisar) el expediente, porque no se hicieron diligencias que por obligación tenía que hacerlas el Ministerio Público (MP)”.

La sala debía nombrar a un nuevo juez para el seguimiento, el miércoles (16 de junio), la abogada defensora de Sebastiana y Micaela se enteró que se habían nombrado ya a tres jueces, pero no se les había informado de ello. La Licda. Wendy López, menciona que ellos, como parte de la defensoría, tenían derecho a saber de la información, pero también para poder haber hecho algo antes de tiempo. Sin embargo los tres jueces vuelven a excusarse.

La abogada defensora de Sebastiana iba junto con sus asistentes al Juzgado para ver cómo iba el proceso pero el Juzgado se excusaba de que la sala no mandaba nada. “El expediente era enviado de vuelta al Juzgado de Primera Instancia y no se resolvieron los memoriales. Se nos ocultó información sobre cómo iba el proceso, esto es una falta grave al derecho de defensa de Sebastiana, se da una vulneración al derecho de defensa” menciona Wendy López.

El futuro para ambas

Para Sebastiana es un caso de criminalización, “pretendemos que se declare sobreseimiento a favor de ella, no hay ningún elemento a través del cuál se testifique que una acción de ella haya encuadrado en algún tipo penal. No todo es justicia en Guatemala, sabemos que hay intereses económicos y partidistas que están interesados en que Sebastiana quede en prisión. Esperamos que haya una decisión muy oportuna. De lo contrario, esperaríamos el juicio para demostrar su inocencia. Lo más próximo que esperamos es que la sala de Apelaciones de Santa Cruz del Quiché, se pueda resolver en nombrar a un Juzgado que entre a conocer la causa de Sebastiana”, finalizó Wendy López.

En el caso de Micaela, por tener una reacción humana de estirar los brazos, se espera que también el juez pueda comprender su situación de defensa, al estar en peligro de una caída tras haber sido empujada de las gradas.

Anastasia Mejía Joyabaj justicia periodismo Quiché

CONTENIDO RELACIONADO

síguenos
contáctanos soy@rudagt.org
Dona Hoy

Todos los derechos reservados. Los contenidos son propiedad de sus autoras