Desde El Estor hasta Glasgow, los pueblos indígenas buscan justicia climática y racial

Por: Angie Ross
País: Guatemala
9 noviembre 2021

Desde hace varios años el municipio de El Estor, Izabal, ha tenido un conflicto socio-ambiental. Uno de estos conflictos es sobre las actividades mineras, para ser más específicos el más actual es el proyecto minero Fénix, que es operado por la empresa Mayaniquel S.A. de capital ruso.

En El Estor existe un porcentaje alto de población indígena del pueblo Q’eqchi’ que, como otros, está organizada en consejos y comités. Esta zona rica en recursos naturales de Guatemala, se caracteriza por numerosos conflictos sobre la tierra y una población afectada por la pobreza.

¿Cuándo empezó a operar la minera?

La Compañía Procesadora de Níquel de Izabal, S.A. (PRONICO) es una subsidiaria de Solway Investment Group, firma que creó la empresa en diciembre de 2013, luego de que en septiembre de 2011 adquiriera los derechos de los proyectos mineros Féniix y Montúfar, con la compra de Compañía Guatemalteca de Níquel (CGN). Así se presenta en la página web de empleos Tecoloco.com.

El 06 de septiembre del 2021, el Ministerio de Energía y Minas (MEM) en un comunicado, indicó que la licencia, denominada “La Ruidosa 1”, según los documentos fue solicitada por MayaNíquel S.A. el 15 de febrero de 2010 y que, hasta este año fue aprobada, 28 de mayo de 2021, por resolución ministerial DGM RESOL -001-2021, así la empresa rusa ha sido aprobada para recibir su tercera licencia vigente en el norte de Guatemala. https://bit.ly/3jRa9PM

La legislación de Guatemala tiene un proceso para establecer la actividad minera en algún territorio dónde viven poblaciones indígenas, según el Convenio 169 de la OIT, ratificado por Guatemala.

Según los líderes comunitarios, el proyecto minero comenzó a funcionar desde 2006, pero nunca fueron consultados. Aunque existe una suspensión, la minera sigue funcionando con normalidad.

Las consultas comunitarias se deben realizar para reconocer el derecho de los pueblos indígenas a ser consultados sobre decisiones públicas que les afecten. Según un artículo publicado en la página oficial del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD (24 ene 2017)

Asimismo, la Gremial de Pescadores de El Estor planteó un recurso de amparo contra la operación minera de CGN-PRONICO debido al incumplimiento de la Consulta Libre Previa e Informada a Pueblos Indígenas estipulada por el Convenio 169 de la OIT.

Según la sentencia emitida con el número de expediente 697-2019 por la Corte de Constitucionalidad, indica que debe llevarse a cabo la consulta y que la minera debe detener sus operaciones en el territorio. Sin embargo, la minera aún sigue operando y ahora con el respaldo del gobierno según imágenes que se muestran en las redes sociales, de agentes de la policía nacional civil PNC, custodiando camiones de la empresa.

¿Por qué se llevó a cabo el desalojo quienes manifestaban?

Las autoridades locales que forman parte de los cuatro Consejos de Autoridades Ancestrales Maya Q’eqchi´ de El Estor, Izabal, instalaron una protesta pacífica desde el pasado 4 de octubre. Debido a que la empresa no estaba respetando la orden de la Corte de Constitucionalidad, rechazando el proceso de preconsulta preparatoria, para el proyecto minero Fénix, de la empresa guatemalteca de níquel CGN y la empresa rusa Solway, promovido por el ministro Alberto Pimentel y el viceministro Oscar Rafael López.

El 18 de octubre del 2021, el pueblo Q’eqchi se manifiesta por el derecho que menciona la corte de constitucionalidad, ante esto, policías antimotines desalojan a las y los integrantes de los Cuatro Consejos Ancestrales Maya Q’eqchi’ que llevaban días de protestas de manera pacífica en contra de la empresa minera Compañía Guatemalteca de Níquel-Pronico, de Solway.

El motivo del desalojo, es que los camiones cargados con carbón ingresen a la planta procesadora que se ubica dentro del proyecto Fénix, de las empresas rusas Maya Níquel y CGN. Las y los manifestantes han denunciado el uso de los antimotines para resguardar camiones de las empresas rusas Maya Níquel y CGN por lo que solicitan solidaridad ante una posible represión.

El 24 de octubre, el presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, declaró el estado de sitio en la ciudad de El Estor en el departamento de Izabal. Esta declaración implica una restricción al derecho de manifestación y reunión, permite a las fuerzas de seguridad realizar detenciones sin orden judicial, prolonga la duración de la detención e interrogatorio, impone un toque de queda de doce horas a la población y otras restricciones a la libertad de civiles.

A raíz de los enfrentamientos entre la comunidad Q’eqchi´ ‘y las fuerzas de seguridad, el ejecutivo ha dictado el estado de sitio en El Estor, Izabal. En la historia reciente esta medida se ha utilizado para reducir la conflictividad, sin embargo, los analistas Sandino Asturias y Francisco Quezada coincidieron en que una medida de orden público por sí sola no mitigará radicalmente la violencia en las zonas y que se requiere un enfoque integral.

Para Sandino Asturias, coordinador del Centro de Estudios Guatemaltecos (CEG), la implementación de Estado Sitios no representa una solución real a los conflictos de la población; por el contrario, sólo limita el derecho de las comunidades indígenas a conocer las situaciones que las afectan.

https://www.facebook.com/rrrudagt/videos/1068452107027830/

Autoridades ancestrales exigen suspender Estado de Sitio

Las autoridades ancestrales solicitaron al presidente Alejandro Giammattei que suspendieran el estado sitiado en El Estor, Izabal, por considerar que estaba violando los derechos humanos de los pueblos de la región, y anunciaron un “paro” en puntos estratégicos del país, que se desarrolló el jueves 04 de noviembre para asegurarse de que sus demandas sean escuchadas.

A través de un comunicado indicaron: “Nosotros los pueblos maya, xinca, garífuna y mestizos de Guatemala nos compete actuar frente a la opresión del Estado de Guatemala de forma sistemática y permanente contra nuestros pueblos, como lo ocurrido contra el Pueblo Q’eqchi’ de El Estor, Izabal, que estaba en resistencia pacífica contra la violación de sus derechos al ser excluidos del proceso de la preconsulta, incumpliendo de esta manera la sentencia 697-2019 de la Corte de Constitucionalidad en relación a la Minería Fénix”.

Con esto en mente, los vecinos exigieron que el presidente Giammattei y el Congreso de la República suspendan de inmediato el estado de sitio en El Estor, Izabal, “ya que este acto viola los derechos humanos básicos del pueblo Maya Q’eqchi ‘y de los indígenas como pueblos “.

También solicitaron al Ministerio de Energía y Minas (MEM) que cancele el proceso de preconsulta “que venía en dos reuniones, excluyendo a los 94 representantes de las congregaciones Maya Q’eqchi elegidos legalmente por la congregación”. Asambleas, bajo sus propias formas de organización “.

https://www.facebook.com/rrrudagt/posts/436490434479062

COP26 “Justicia climática y racial”

Mientras el pueblo Q’eqchi’ busca detener la empresa minera, El 31 de octubre de 2021 empezó en Glasgow, Escocia la Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático. El 6 de noviembre, el Día de Acción Global por la Justicia Climática, se ha llamado a una movilización masiva, descentralizada y global a movimientos sociales para demandar justicia climática.

COPCOLLAB26 es el reportaje colaborativo sobre la COP 26, que se caracteriza por la elaboración y difusión de contra-narrativas. Un desafío, una forma diferente de mostrar la Conferencia de la ONU sobre Cambio Climático desde la perspectiva del Sur Global, con la mirada de los pueblos indígenas, pueblos tradicionales, quilombolas, negros, grupos marginales urbanos, ambientalistas, activistas, activistas de medios libres y otros interesados en la lucha por la justicia social y la justicia climática.

En una entrevista con la trabajadora de Derechos Humanos del Arzobispado, catedrática de la ECC (Escuela de Ciencias de la Comunicación) y actualmente acompañando procesos en criminalización a hombres y mujeres defensoras de los recursos naturales, Luisa Fernanda Nicolau comenta “No es sola la naturaleza como tal, sino también al ser humano que es parte de esa casa en común, de la que el mismo Papa Francisco, hace ver de ese cuidado de sus ríos, de sus lagos y de sus árboles, esa convivencia que debemos tener los seres humanos para que no se entorpezca el cambio climático, para que no se dañe la vida no solo de forma física sino también psicosocial” así mismo menciona que el impacto es de manera individual sobre todo los líderes y lideresas, de manera familiar y de manera comunitaria.

Luisa, menciona que no solo es una problemática política y social, sino también el tema de salud, debido a que reproduce la contaminación local en el ambiente en donde vive el pueblo Maya Q’eqchi. Y que con el pasar del tiempo puede afectar en el futuro la vida de ellos.

La represión en El Estor en Izabal es denunciada desde la Marcha por el Clima fuera de la #CoP26 en Glasgow. Hay una delegación de Futuros indigenas que denuncia, a empresas que promueven la destrucción de territorios y comunidades
Miles de jóvenes de diversos movimientos ecologistas salieron a las calles este viernes 05 de octubre de 2021 a una marcha en Glasgow organizada por la organización ecologista FFF (Fridays For Future) para exigir “justicia climática y racial” a los líderes mundiales reunidos en la COP26.

 

 

defensa del territorio Glasgow Pueblos Indígenas

CONTENIDO RELACIONADO

síguenos
contáctanos soy@rudagt.org
Dona Hoy

Todos los derechos reservados. Los contenidos son propiedad de sus autoras