Crónica de una mujer fuerte: Scarleth Ucelo

Por: Andina Ayala
País: Guatemala
7 septiembre 2021
Fotografía: Estuardo Tunche

“Si eres una mujer fuerte prepárate para la batalla: aprende a estar sola
a dormir en la más absoluta oscuridad sin miedo
a que nadie te tire sogas cuando ruja la tormenta
a nadar contra corriente (…)
Atesora tu poder. Defiéndelo. Hazlo por ti
Te lo pido en nombre de todas nosotras”.
Gioconda Belli

 

Scartleth Ucelo Marroquín, representó a Guatemala en el deporte de levantamiento de pesas en los juegos olímpicos de Tokio 2020, realizados en julio de este año. La atleta levanta 85 kilos en arrancada, y 122 kilos de envión. Actualmente, ocupa el 5to lugar en juegos panamericanos y el número 12 a nivel mundial.

Coordinamos la entrevista vía redes sociales, con mucha expectativa, de madrugada nos dirigimos hasta la casa de la campeona nacional de levantamiento de pesas. Ella es la única mujer en la disciplina, en su marca y en el país, que ha participado en unos juegos olímpicos.

Según el comité olímpico internacional, esta temporada ha sido la más equitativa en género: 49% de 11,000 atletas fueron mujeres. Scarleth Ucelo compitió junto a otras 13 mujeres de su categoría 87+ kilogramos.

El primer campeonato de levantamiento de pesas de mujeres se celebró en 1987, diez años después ingresó la categoría femenina a juegos olímpicos. Este deporte fue fundado en Viena por Wilhelm Türk Türk en 1894, para los jóvenes austríacos, inmediatamente entró al programa de los primeros Juegos Olímpicos modernos que se celebraron en Atenas.

La Federación Internacional de Halterofilia (International Weightlifting Federation, IWF), se fundó en 1920, fue una práctica exclusiva para hombres durante aproximadamente 90 años.

Viaje a Jalapa

El mundo de Scarleth queda a 100 kilómetros de la ciudad de Guatemala, en el centro del departamento de Jalapa. Para llegar, la carretera nacional va abriendo paso a las planicies y paisajes verdes leguminosos, vivaces y espectaculares del lugar.

El casco urbano se percibe habitable, la infraestructura denota el gusto de las vecinas y vecinos por los jardines y espacios de exterior llenos de flores. Las calles amplias conducen amistosamente sin tráfico a cualquier punto de los 544 kilómetros cuadrados por los que se extiende este departamento.

Jalapa es también territorio Xinca, además resguarda desde hace años una cultura de mujeres fuertes. Unas mujeres que se superan a ellas mismas, fue lo que descubrimos de la mano de la joven atleta de 21 años.

El comienzo

Scarleth Ucelo tenía 11 años cuando empezó a practicar halterofilia o levantamiento de pesas, fue su hermana mayor, Katy Ucelo, quien llegó con la idea a la casa y la pequeña Scarleth en sus primeros días de entreno hizo conexión total con el deporte. “Desde que fui, me gustó” dijo con un brilló en la mirada.

El entrenador que la ha acompañado desde niña, Gilmar Lucero, explicó que el levantamiento de pesas puede ser una práctica engañosa, “el deporte es bien difícil, es bien estético, pareciera que es rústico pero no, es un deporte fino”.
Gilmar nos dijo que comenzar a temprana edad también es una gran ventaja para construir una carrera, por lo que el papel de la familia es de gran importancia. El maestro aprovechó para agradecer a los padres y madres que depositan su confianza y apoyan a la niñez a seguir entrenando.

“Aunque somos un país catalogado como pobre”, lo más recomendable para quienes inician es que coman vegetales.
“Siempre les ando aconsejando las sopas de hierbas, que es algo barato porque en Jalapa somos bendecidos con eso, aquí las producimos. Esa es la buena alimentación. No les vamos a decir que tomen suplementos vitamínicos a esa edad. Comer lo que realmente come el guatemalteco”.

Con la participación de Scarleth en los juegos olímpicos aumentó la matricula en este deporte, para inscribirse dice Gilmar que, primero hay que comenzar por salud y después que se vuelva competitivo. La clave es que les guste, la constancia, la atención mental.

Estos fueron los consejos que de niña aprendió Scarleth, guiada por los mejores de nuestro país. El entrenador lo reconoce con cautela: “malo es que lo diga, pero las mejores técnicas en levantamiento están aquí en Jalapa”.

Tuvimos la oportunidad de observar en el gimnasio municipal a otras atletas jóvenes. Mientras nos invitan a un café, comentan que este año, Dulce Aquino alcanzó el sexto lugar mundial en la categoría sub 15, una competencia que se realizó en línea. “Algo que no se da a conocer”, afirma con orgullo el entrenador.

El ambiente en gimnasio es agradable, a pesar de las malas condiciones en las que se encuentra, a primera vista las tarimas rotas y el piso de cemento desnivelado. No tiene el aspecto adecuado para entreno de ninguna persona, pero es en este lugar que Scarleth y otras jóvenes entrenan, ahora en pandemia con un aforo de 12 personas.

Nos explican que el terreno del gimnasio está fuera de la casa del deportista y fuera de administración de la Confederación Deportiva Autónoma de Guatemala (CDAG). Es por ello que la asociación de levantamiento de pesas debe buscar los fondos para el mantenimiento del lugar. En Jalapa es tan popular el deporte que hay dos asociaciones, la otra está en el municipio de Mataquescuintla.

Fotografía: Estuardo Tunche

 

 

Atleta de alto rendimiento

La rutina de Scarleth es ir al gimnasio por la mañana y por la tarde, todos los días hasta por dos horas cada vez.

En la ejecución de este deporte, se califica que los pies estén bien plantados y los brazos sostengan con firmeza el peso, no se trata del tiempo en que se mantengan las pesas en el aire sino la perfección de las técnicas, que suelen ser de muy alto grado de dificultad.

Algo especial sucede cada vez que Scarleth entrena; como si se desconectara, su mirada queda fija recordando la técnica. Segundos de total concentración, retiene la respiración, su cuerpo reconoce que la ha hecho con éxito, entonces la felicidad le llena el rostro y suelta el peso. Deja a un lado los 122 kilos y conversa con nosotras:

¿Cómo se organizan las competencias de tu deporte?

SU: Nosotros competimos en categorías por edad y por peso. Hay sub 15, sub 17 y mayor. En categorías por peso son 10 categorías de mujeres y 10 de hombres. Pero en eventos del ciclo olímpico solo son 7 categorías. Competimos por dos modalidades, que son “el arranque y el envión”.

 

Fotografía: Estuardo Tunche

¿Cuéntanos sobre tus logros?

SC: La primera vez que competí en selección mayor quedé en el quinto lugar, eso fue en 2014. Desde 2017 me he mantenido como campeona y empecé a representar a Guatemala en todas las competencias internacionales en esa categoría.

¿Qué edad tenías?

SC: 17 años. Mi primera competencia en unos pre-olímpicos, tenía 16 años.

¿Cuál es el secreto del éxito?

SC: La fuerza de voluntad, la dedicación y hacerlo con amor.

¿Cómo fue el momento en el que recibiste la noticia de que ibas a los juegos olímpicos en Japón?

SC: Yo dije a disfrutarlo y sí lo hice. No puedo explicar todo lo que sentía, hasta que participé. Cuando subí sentí que todo lo boté. Estuve esperando mi presentación cinco días.

¿Cómo fue tu rutina en los olímpicos?

SC: Teníamos horarios específicos para entrenar, como solo yo iba de Guatemala, me concentré más en mis entrenamientos. Solo fui a ver algunas veces otras competencias, porque no me alcanzaba el tiempo.

¿Qué reacciones hubo respecto a tu participación en este evento?

SC: Cuando estuve en Tokio, la gente habló en Facebook, que yo tenía 8 años haciendo el deporte y que no pasaba de lo mismo. Yo hace 8 años hacía 20 kilos de arranque, entonces, siento que son personas que no saben del deporte.

Dicen que yo no compito con nadie, pero por lo mismo las marcas de mi categoría están elevadas y sí hay atletas en mi categoría, pero no llegan a las marcas. Dijeron que yo había roto mis records, sí claro, pero porque yo boté los de otras personas que estuvieron antes.

A tu regreso de Tokio, ¿Cómo reaccionaron las personas?

SC: En la calle, a veces me piden fotos y me felicitan por haber representado al país.

¿Qué apoyo tienen las y los atletas de tu deporte?

SC: Hay programas de retención de talentos que agarran a unos atletas, yo estuve en CDAG y ahora estoy en el Comité Olímpico.

¿Qué es más difícil en esta disciplina: el entreno, adquirir equipo o las instalaciones?

SC: Comprar equipo tal vez no tanto porque poco a poco uno va adquiriéndolo. El gimnasio sí, porque si una tarima tiene hoyo, nosotros nos movemos, para evitar el agujero.

Entrenar en una tarima mala, me cuesta porque si quedo torcida podría lastimarme fácilmente, entonces cuesta y todo es técnica. Los ejercicios son de mucha concentración, porque por un error y puede venir una lesión.

¿Te has lesionado?

SC: En la espalda baja, pasé un año con ese dolor, que no me dejaba dar mi cien por ciento.

¿Qué es lo que te motiva a seguir?

SC: Superarme a mí misma.

¿Qué les dirías a las jóvenes que quieren entrenar levantamiento de pesas?

SC: Que nunca se den por vencidas, siempre va haber gente que le dice a uno que no haga tal cosa. Que se pongan objetivos porque los sueños sí se cumplen.

 

Fotografía: Estuardo Tunche

Los sueños de una mujer fuerte

Ahora su nombre es inolvidable en Jalapa, reconocida por ser inspiración para otras mujeres que también son fuertes. Le preguntamos si tenía tiempo para el amor, y contestó con una carcajada.

“Siento que no soy fuerte solo en el deporte sino que soy fuerte en la vida. Hay cosas que a uno le pasan y uno dice ya no puedo más pero uno se levanta”. Dijo Scarleth Ucelo.

Para ella todavía quedan muchos juegos olímpicos, sueña con regresar al lado de su hermana Gabriela Ucelo, quién también ha sido campeona en su categoría de peso de 55 kilos.

Scarleth ha triunfado siguiendo una carrera como maestra de preprimaria y ahora con sus estudios universtiarios. Piensa en superar sus marcas, con su sencillez nos ha enseñado que se puede llegar lejos en un deporte en el que las mujeres tienen metas para sí mismas, y no para los demás.

guatemala juegos olimpicos Las que luchan Levantamiento de pesas Mujeres en Tokio Scarleth Ucelo

CONTENIDO RELACIONADO

síguenos
contáctanos soy@rudagt.org
Dona Hoy

Todos los derechos reservados. Los contenidos son propiedad de sus autoras