“Creemos firmemente en los testimonios de las mujeres de Sepur Zarco”

Por: Quimy de León
País: Guatemala
27 febrero 2016
Fotografía: Quimy de León

Quince mujeres q´eqchi´recorrieron un largo y doloroso camino durante 34 años, pidieron justicia ante los tribunales y lograron después de todo este tiempo que, el coronel Esteelmer Francisco Reyes Girón y el comisionado militar Heriberto Asij Valdez vayan a la cárcel por los crímenes que cometieron durante los años más duros de la guerra 1982 y 1983, en el destacamento de Sepur Zarco.

El Tribunal de Mayor Riesgo “A“ decidió el 26 de febrero de 2016, mediante una resolución histórica que estas dos personas son culpables. Este es el primer caso en la historia que se juzga a militares por violencia y esclavitud sexual durante la guerra.

Esteelmer Reyes recibió una condena de 120 años por el delito de deberes de la humanidad en su forma de violencia y esclavitud sexual, también por asesinato; Heriberto Asij recibió 240 años por los mismos delitos además el de desaparición forzada. Todos los abusos cometidos por los soldados, patrulleros y comisionados militares fueron de conocimiento de ambos y también participaron.

Un juicio histórico

La aldea Sepur Zarco está ubicada en El Estor en Izabal, el ejército construyó en esta comunidad un destacamento militar y fue ahí y en sus alrededores donde ocurrieron estos y otros crímenes cometidos por esta institución. Los hechos juzgados son violación, tortura y asesinato de la señora Dominga Coc y sus hijas Anita y Hermelinda.

Según conclusiones de la jueza Yasmín Barrios hubo una consecución de hechos que empezaron con la desaparición de los hombres, que estaban buscando regularizar la situación de sus tierras. Después de esto empezaron a ocurrir violaciones sexuales contra las mujeres que se habían quedado solas y después ocurrió el despojo de las tierras. Empezaron a esclavizar a las mujeres obligándolas a hacer turnos, hacer la comida y lavar la ropa de los soldados. Todo esto pudo comprenderse gracias a los testimonios de aproximadamente veintiséis personas.

Quedó claro en el desarrollo del juicio y en la sentencia que los intereses que estaba detrás de los actos realizados por el ejército, era la propiedad de la tierra y los intereses económicos de los finqueros, esto lo explicaron algunas personas testigas, también fue analizado por el perito Héctor Rosada.

Algunas mujeres pudieron huir a las montañas en donde muchos de sus hijos e hijas murieron de hambre. Mientras tanto las seguían persiguiendo, incluso algunas fueron forzadas a volver.

El Tribunal concluyó en base a los testimonios, los peritajes y las pruebas presentadas que las quince mujeres q´eqchi´ dijeron la verdad y que doce de ellas sufrieron violación sexual, además de haber sido esclavizadas de forma sexual y doméstica por parte de los soldados. También hubo 7 desapariciones y tres asesinatos.

Las palabras de la jueza Yassmín Barrios fueron claras: “creemos firmemente en los testimonios de las mujeres que fueron violadas en Sepur Zarco”

En las siguientes imágenes se puede ver a cientos de personas presenciando el final del juicio y la sentencia emitida por el Tribunal.

síguenos
contáctanos soy@rudagt.org
Dona Hoy

Todos los derechos reservados. Los contenidos son propiedad de sus autoras