Cerrar la Seprem es retroceder en la lucha por las mujeres

Por: Jovanna García
País: Guatemala
2 junio 2020

En una reciente declaración, Alejandro Giammattei anunció que cerrará la Secretaría Presidencial de la Mujer (SEPREM), porque la considera inconstitucional, y en su lugar pretende crear una Comisión Presidencial para atender los temas relacionados con mujeres. A raíz de esta declaración, diferentes voces de mujeres se han opuesto y manifestado en contra de esta acción, pues la consideran totalmente regresiva.

La Seprem es la institución asesora y coordinadora de políticas públicas para promover el desarrollo integral de las mujeres guatemaltecas y el fomento de una cultura democrática. Nació a partir de la firma de los Acuerdos de Paz pero se estableció y se le dio apertura en el Gobierno de Alfonso Portillo en el 2000, y fue sustentada en distintas convenciones internacionales de Derechos Humanos.

La Seprem funciona en Guatemala desde hace 20 años, y sus avances en el Gabinete de Gobierno en distintas administraciones han sido  realmente significativos. Por ello en Ruda, mujeres + territorios, conversamos con algunas mujeres que desde posiciones dentro de Seprem, han luchado por sus derechos.

Lily Caravantes. Foto: Celeste Mayorga

Lily Caravantes, secretaria de Seprem en la primera administración, es odontóloga y salubrista con estudios de género, también fue secretaria de Seguridad Alimentaria en 2009. En la actualidad es la octava Concejal de la Municipalidad de Guatemala 2020 – 2024.

¿Cuáles fueron las bases en las que se cimentó Seprem?

Yo fui la primera secretaria, propuesta por el Movimiento de Mujeres. La Seprem fue producto de todas las demandas de las mujeres por muchos años y convenciones de Beijing en relación a tener instituciones específicas de más alto nivel dedicadas a garantizar el cumplimiento de la CEDAW (Convención sobre la Eliminación de toda forma de Discriminación contra la Mujer), que tenemos como compromiso en el país. El Congreso de la República le insta al presidente, que cree la secretaría que está dentro de sus facultades, entonces el ejecutivo crea la Secretaría en respuesta al compromiso que había adquirido en relación con las mujeres, es a partir de eso que con el fin de cumplir lo más que se pudieran las demandas por parte de las organizaciones de mujeres nace la Seprem. Fue una innovación importante dentro de la administración pública porque deja que el ejecutivo esté manejado no solo por partidos políticos sino por meritocracia. Es así como se cimentó Seprem.

¿Cuáles fueron los principales logros de la primera administración de la Seprem?

Se logró el consenso de la política de la Seprem 2001 – 2006, una política como respuesta a todas las quejas de los diferentes ministerios de Estado. Una política que trasciende el período gubernamental, a partir de ese consenso las mujeres se sintieron representadas con la política, se logra conseguir representaciones en todos los ministerios de la administración pública para poder determinar que en cada ministerio de acuerdo a su competencia y a su área de rectoría las acciones que debían hacer con base a la política. Se logra que se conformen las unidades y programas en las diversas instituciones de gobierno, todavía existen varias unidades en el Estado que fueron fortaleciéndose.

Además, otro de los logros muy importantes fue la creación del Clasificador Presupuestario con Enfoque de Género, que se estableció en la Ley del Presupuesto Nacional para poder monitorear la inversión del Estado en mejorar las condiciones de las mujeres. De igual manera, se impulsó el Consejo de Ministras de la Mujer de Centroamérica (COMMCA). También se estableció un acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística (INE), para impulsar una base estadística oficial con relación a mujeres. Se impulsó el inicio de tener personal regional y representantes en el interior de la república, así como un Consejo de Desarrollo para lograr modificaciones en la ley, se realizaron alianzas de la Seprem con el Legislativo y modificaciones en el Código Municipal. Se sentaron las bases que eran necesarias, presupuestarias, de planeación, formación y de información de la Seprem.

En su opinión, ¿qué significaría la detención de Seprem y que sea sustituida por una comisión?

Creo particularmente que es una regresión. Las recomendaciones en el marco de los derechos humanos, han sido avanzar, y la Seprem tiene el reconocimiento internacional  y el mandato de dar cuentas del avance a las convenciones firmadas por el Estado de Guatemala y el informe de la CEDAW  para lograr que Guatemala tenga cada vez una mejor respuesta a las necesidades de las mujeres. Muchas mujeres en Guatemala viven aún en analfabetismo, son las que mayoritariamente trabajan en el comercio informal y se encargan de todo lo que es el cuidado. Quitarle el estatus a la Seprem y reducirla a una comisión, creo que no es lo que el país necesita como avance. La condición de las mujeres es un factor clave que se debe cuidar, es retroceder y dar mal las cuentas. Una comisión no puede dar una asistencia técnica a todos los ministerios para lograr que vayan transformándose los enfoques que aporten al desarrollo de la mujer. Además, no se puede seguir viendo a las mujeres como personas que hay que proteger  sino como personas que tienen derechos a una vida plena. Nombrar a la Seprem como algo ilegal e inconstitucional y sustituirla por una comisión no es válido, y tampoco era necesario para legislarla. El acuerdo legislativo puede crearse y la parte de llamarla ilegal pone en duda el trabajo de todas aquellas que manejamos fondos públicos, y si la secretaría fuera ilegal no se le hubiese asignado un presupuesto.

Angelina Aspuac. Foto: FILAC

Angelina Aspuac, abogada y notaria maya kaqchikel, subsecretaria Seprem en el período 2008-2012. Fue asesora en materia de Pueblos Indígenas del Vicepresidente de la República 2007 y es Integrante del Movimiento Nacional de Tejedoras y de la Asociación Femenina para el Desarrollo de Sacatepéquez (Afedes)

¿Qué significó estar en la administración de Seprem?

Al principio yo no quería, fui propuesta por organizaciones de mujeres. Metí mi papelería pero no pensé que me fueran a nombrar, pasamos todos los filtros. Esta fue la última administración en la que el gobierno respetó el mecanismo de nombramiento de sus autoridades. Creo que en ese momento se dieron diferentes pláticas por parte de mujeres de diferentes organizaciones para que se lograra el acuerdo gubernativo que le da vigencia a la Seprem. Fue mi primera vez en una entidad pública de la mujer, y por mi parte yo aprendí muchísimo, hicimos trabajo territorial de acompañamiento y alianza con organizaciones de mujeres.

¿Cuáles considera que son los logros más significativos Seprem en ese momento?

Cuando llegamos la institución estaba un tanto débil y se había cortado la relación con las organizaciones de mujeres, al inicio fue muy difícil retomar esa relación y que los movimientos de mujeres consideraran a Seprem como una aliada en el territorio. Se logró muchísimo, asignación de presupuesto en diferentes departamentos en los cuales se beneficiaron distintos proyectos para mujeres, centros de capacitación para mujeres, procesos de formación, diplomados en temas de presupuesto público, en derechos de las mujeres. Entonces se establecieron diferentes estrategias para el crecimiento nacional y territorial. La asesoría sobre los derechos de las mujeres y cómo se operativizan esos derechos a través de la política pública de la mujer, es decir, qué tiene que hacer el MAGA, el MINECO, MINSALUD y así cada institución. En principio las instituciones no están tan interesadas en garantizar iguales derechos tanto en hombres como mujeres, entonces veíamos que  era necesario ver cómo iba ejecutando cada ministerio en cuanto a la política de la mujer. Seprem tenía a todo un grupo de expertas para asesorar a las instituciones en estas necesidades, ese fue nuestro rol.

¿Qué opina de la sustitución de Seprem por la comisión que promueve la actual administración?

Lo malo empezó cuando en 2012, Otto Pérez cambió el mecanismo de nombramiento de las autoridades y fueron despidiendo a varias compañeras que trabajaban en distintos departamentos que tenían a su cargo las alianzas con organizaciones de mujeres. Yo en particular le daba seguimiento con las compañeras que iban quedando para saber cómo iban las cosas, pero era muy doloroso ver que se iba debilitando todo. Igual fue en el gobierno de Jimmy Morales, siento que Seprem perdió el norte, esta institución necesita interactuar con todos aquellos que toman decisiones, y ante la decisión del Presidente de eliminarla, y al saber que Seprem está debilitado tiene una estructura mediadora con los distintos ministerios y de alguna forma puede continuar haciendo su trabajo. Creo que la tarea del gobierno es fortalecer Seprem o promoverla a un Ministerio de la Mujer, no eliminarla y reducirla a una comisión. No estoy de acuerdo, siento que Seprem ha sido un proceso de lucha histórica de muchas mujeres, podría seguir funcionando y de mejor forma si este gobierno se dejara asesorar para dedicarse a defender los derechos de las mujeres.

#AngelinaAspuac #LasQueLuchan #LilyCaravantes Gobierno Seprem
síguenos
contáctanos soy@rudagt.org
Dona Hoy

Todos los derechos reservados. Los contenidos son propiedad de sus autoras