Antigua al Rescate, la organización humanitaria dirigida por una mujer

Por: Jovanna García
País: Guatemala
11 septiembre 2020

Fotografías: Antigua al Rescate

Sofía Letona tiene 40 años, es mamá de un niño de 7 y otro de 14. Es psicóloga clínica, pero en los últimos 10 años de su vida ha estado trabajando como fotógrafa en editoriales de revistas. Todo esto antes de dedicarse por completo a Antigua al Rescate, una iniciativa que hoy es una asociación, nacida en el marco de la tragedia del Volcán de Fuego, ocurrida el 3 de junio del 2018. Actualmente, Antigua al Rescate, bajo la dirección de Sofía, apoya en distintos aspectos a familias de comunidades aledañas a Antigua Guatemala, haciendo posible también, que están subsistan en medio de la pandemia. 

El nacimiento de Antigua al rescate

“Cuando fue la erupción del volcán y la tragedia de alguna forma se me complicó un poco seguir trabajando en las revistas, porque me dediqué casi que de lleno a ayudar en todo lo relacionado a las víctimas. Primero como parte de un grupo de jóvenes que estaban en el parque central de la antigua reuniendo víveres, eso creció exponencialmente y luego de reunir víveres comenzamos a enviarlos a distintas comunidades. Luego comenzamos a recolectar medicina y a hacer jornadas médicas, luego estuvimos en un albergue que fue casi que nuestro propio albergue en donde se cocinaba para las víctimas que estaban en albergues no oficiales, 3 tiempos de comida por casi dos meses y medio y luego eso nos llevó a estar en contacto directo con las víctimas a conocer sobre la búsqueda que tenían de sus familiares y tomamos la decisión de además de todo lo anterior integrarnos a la búsqueda de cuerpos junto con la comunidad”, cuenta Sofía, quien es una de las fundadoras de Antigua al Rescate, y dirige la Asociación. Explica que empezó a dedicarse solo a dar ayuda en el área, y que fue dejando sus otras ocupaciones, pues la mayor parte de sus días las ocupaba en buscar cuerpos en San Miguel Los Lotes.

Después de todo lo que pasó con la búsqueda de cuerpos, consiguieron la asignación de 5 millones de quetzales para que la FAFG (Fundación de Antropología Forense de Guatemala) pudiera buscar restos. “Ese fue el cierre de nuestra intervención en la búsqueda de restos, sin embargo, no con la comunidad”, comenta. Es así como la iniciativa se convirtió en una asociación dedicada a ayudar al prójimo.

“Nosotros seguimos prestando servicios de jornadas médicas, a veces alimentos, fumigación, apoyo, todo lo que necesitara la comunidad… en ese ínterin del fin de la búsqueda y donde nos quedamos como “bueno, ya cada quien puede regresar a su vida”, comenzaron las caravanas de migrantes, entonces las caravanas de migrantes justamente nos llevaron a otra vez dar jornadas médicas afuera de la Casa del Migrante, en el Paraninfo y Tecún Umán.”, explica Sofía, pues de alguna forma ella con los otros 6 integrantes de Antigua al Rescate, se han ido incorporando a distintas situaciones de crisis humanitarias. Hay una crisis humanitaria, ellos llegan y se empapan de la situación para ver de qué forma pueden colaborar y que las crisis tengan una pronta respuesta.

“Así como con el volcán, nuestra teoría es: si no lo ven no lo sienten, si no te ven no te escuchan, si no te ven no lo saben. Entonces en el caso de las víctimas del volcán cuando nosotros llegamos no es que hayamos llegado a hacer maravillas, pero llegamos a decir “Hey, mire. No es todo color de rosas, aquí hay gente buscando a sus muertos y nadie los está ayudando”. Con las jornadas con las caravanas migrantes era como “Hey, aquí hay gente que está migrando que necesita apoyo con medicina, con alimentos y con todo lo que pueda ser útil”, dice Sofía.

Foto: La hora

¿Quiénes son parte de Antigua al rescate?

Sofía explica que Antigua al Rescate es una familia de 7 integrantes que toman la asociación como un trabajo fijo, ella y 7 hombres. Existe una directiva bastante pequeña, conformada por quienes iniciaron como voluntarios desde el principio. “Tenemos un director de comunicación, dos personas que están en coordinación, y yo en la dirección”, cuenta Sofía. Además, tienen vínculos con otras organizaciones que apoyan con los médicos para jornadas y voluntarios para movilizar víveres.

Cómo ha sido involucrarse y dar apoyo

Sofía cuenta que, para ellos, lo principal ha sido asistir a quienes necesitan medicina. Han descubierto muchas precariedades en el sistema de salud y su atención en las áreas que ayudan, una de ellas el corredor seco en La Palmilla, que está en Jocotán arriba de la montaña en Chiquimula. “Cuando nos dimos cuenta de las condiciones en las que vivían fue inaceptable no hacer algo y fue aún más urgente porque este problema que tiene 20 año, no tiene soluciones a pesar que en este lugar está la intervención de varias entidades internacionales y el problema sigue. El día que nosotros llegamos a la visita falleció un niño por la nutrición y ha sido una de las cosas más horribles, ver cómo lo llevan corriendo al puesto de salud, ver el estado del niño y ver que ya no se puede hacer absolutamente nada”. A partir de ahí, se dan cuenta que en la localidad existe una crisis humanitaria que se ha ignorado por más de 20 años, por lo que deciden involucrarse y apoyar.

Cuenta que, en ese entonces, encontraron familias con niños con desnutrición crónica, desnutrición aguda o en riesgo, por ello apoyan con complementos nutricionales y también medicina completa a los pacientes que lo necesiten. Antigua al Rescate, lleva un control de todos los niños y de sus padres, sobre todo de los niños de 4 años y medio en adelante, porque el Ministerio de Salud en las atenciones a niños en puestos de salud, ya no vacuna ni da atención sobre nutrición, lo que quiere decir que ya no se puede saber cómo están. Sofía explica que han visto que muchos de los niños con desnutrición crónica o aguda, tienen más de 4 años.

Además, explica que es necesaria esa atención porque de los 4 años y medio hasta los 7, los niños no tienen atención sobre nutrición en los puestos de salud, y que esas edades son importantes en el desarrollo, pues es en medio de ellas que los niños empiezan a estudiar.  “Son invisibles para el Ministerio de Salud, para el sistema, para las organizaciones, en una etapa que es básica, antes de iniciar la escolar. Entonces esto crea una codependencia de los papás con la escuela, porque los niños que van a la escuela reciben alimentos”, explica.

En ese sentido, Antigua al Rescate, empezó a tallar a los niños de la localidad, a darles suplementos, jornadas médicas, control de nutrición a las mamás, abarcando hasta hoy, un promedio de 360 familias. Cuenta que “desde que nosotros llegamos a esa área, en esas 6 comunidades desde octubre no ha vuelto a fallecer un niño más por desnutrición, y eso es como una medalla”, agrega Sofía. Desde 2019, tienen un programa de intervención médica y ayuda alimenticia a niños y familias que viven en el Corredor Seco, especialmente en las aldeas de Jocotán, Chiquimula, y otras.

En medio de la pandemia

Antigua al rescate, se ha dedicado desde la llegada de la pandemia al país, a buscar y hacer posible, la ayuda alimenticia que se han comprometido a darle a niños y familias del Corredor Seco. Sofía comenta que, al inicio de la pandemia se llenaron de muchas frustraciones, porque por al menos 3 meses, no pudieron darle la ayuda necesaria a las familias que usualmente ayudan, todo esto por las restricciones de viaje interdepartamentales y los horarios del toque de queda.

“Además de la preocupación por ellos, entender que son comunidades que están tan aisladas del mundo, nos hace saber que ellos no nos representan un peligro a nosotros, más bien nosotros somos un peligro para ellos. Entonces hasta que no estuviéramos completamente seguros de que era completamente sano y seguro, nos tuvimos que conformar con enviar las cosas de la forma que podíamos”, comenta Sofía. Afortunadamente Antigua al Rescate, durante la intervención en el suceso del volcán, logró una alianza con SESAN, (Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional), que consideran una herramienta poderosa que el gobierno no utiliza lo suficiente.

Foto: Antigua al Rescate

Foto: Antigua al Rescate

Gracias a esa alianza, Antigua al Rescate empezó a reunir alimentos, las vitaminas, los suplementos, y todo lo necesario para las familias, lo empaquetaban y preparaban para entregar y la SESAN por tener libre locomoción, se encargaba de llevar la ayuda a los lugares que fuera posible. Cuando la SESAN no podía, ellos se encargaban de conseguir transporte voluntario o pagado para poder enviar la ayuda. “Es una cooperación que funciona, es integral, lo que quiere decir que no hay ningún compromiso de cualquier tipo, más que el de ayudar”, explica Sofía.

Ahora, que las restricciones son menores, Antigua al Rescate ha podido ayudar a más familias de más comunidades, entregando alimentos en los lugares que es necesario o en su sede. Han estado entregando bolsas de víveres y medicina, y en total, los últimos dos meses han brindado más de 175 paquetes de ayuda semanales.

“Nosotros convocamos siempre es como un “bueno estamos haciendo esto, quién se quiera sumar genial”, entonces nos pueden llevar ayuda. También tenemos la cooperación de otras organizaciones que nos traen alimentos o medicina”, explica Sofía. Además, comenta que han entregado a la fecha 150 kits médicos completos a 150 personas diagnosticadas con coronavirus, y que ven con preocupación que los tratamientos se están acabando en las farmacias. Además de esa ayuda, Antigua al Rescate ha llevado donaciones de ropa al Corredor Seco, lo cual es bastante útil para la gente.

Cuenta que existe mucha necesidad, porque la mayoría de entradas económicas para la gente del Corredor Seco venían de los trabajos en campos fuera del área de los hombres, y que se quedaron atrapados sin poder regresar a trabajar cuando la pandemia inició, pero que actualmente están haciendo sus propias cosechas en su localidad.

Sofía comenta que existe mucho miedo de contagio en las comunidades que apoyan, porque toda esa gente ya es como su familia, pero que está contenta porque han recibido mucha ayuda y han llevado mucha ayuda. Y que, afortunadamente, no hay contagios en el Corredor Seco.

La asociación además de apoyar a varias comunidades, también ha apoyado a quienes están al frente de esta pandemia: los médicos, como parte de la campaña #DocNoEstásSolo. Entregaron, por ejemplo, 145 kits de apoyo con más de 3 mascarillas KN95, vitaminas, guantes, y complementos nutricionales, también 50 trajes completos de protección en el Hospital Roosevelt, y planean volver a hacerlo. “Aunque no eran nuestro grupo objetivo inicialmente, vimos la necesidad y nos involucramos. Está genial mantener la economía, pero no va a haber economía si no hay gente viva, y son nuestros médicos los que están al frente, también las enfermeras y el personal de mantenimiento. También están todos los que se la están rifando en la frontera y merecen un cuidado digno”, comentó Sofía. También han apoyado a los médicos del Parque de la Industria, Hospital Pedro Betancourt, entre otros.

Para ayudar a Antigua al Rescate para ayudar a otros, puedes llevar arroz, Incaparina, leche en polvo y frijol a la Colonia Candelaria #40, La Antigua Guatemala hasta el próximo viernes 14 de agosto, o bien puedes hacer un aporte económico.

#AntiguaAlRescate #Covid-19 #IniciativasRudas

CONTENIDO RELACIONADO

síguenos
contáctanos soy@rudagt.org
Dona Hoy

Todos los derechos reservados. Los contenidos son propiedad de sus autoras