AEU: “Las y los estudiantes no olvidamos los 17 años de violencia, corrupción e impunidad”

Por: Asociación de Estudiantes Universitarios "Oliverio Castañeda De León"
País: Guatemala
26 abril 2021

COMUNICADO 26/04/2021

Por casi dos décadas vivimos la cooptación de la AEU, periodo en que la Asociación estuvo en manos de la Comisión Transitoria y Reguladora, conformada por personas con antecedentes criminales, que lucraron con el movimiento estudiantil y que utilizaron la violencia como recurso, además de contar con la protección de rectores y autoridades universitarias.

Hoy estos mismos grupos pretenden instrumentalizar las imágenes de nuestros mártires y ocupar nuestras instituciones para apropiarse de nuestra memoria colectiva. Una reacción contra la recuperación de AEU. Avalada nuevamente por instancias universitarias que lejos de resguardar el espacio legítimo de los estudiantes, facilitan el ingreso de encapuchados, les permiten trabajar libremente en la sede estudiantil durante la noche, además de facilitar documentación dirigida única y exclusivamente a instancias administrativas, la cual fue divulgada en redes sociales. Acción que evidencia la vinculación de grupos delincuenciales con órganos universitarios.

Tras la recuperación de la AEU, la sede se convirtió en una verdadera casa de las y los estudiantes, espacio por medio del cual se ha defendido la democracia y la justicia social, en la universidad y el país. Este lugar, física y simbólicamente es un estandarte para el movimiento estudiantil de todos los tiempos y que en los años recientes cobra principal importancia pues fue un bastión de los negocios de la Comisión Transitoria y Reguladora. Sabemos la importancia que tienen los símbolos para crear o romper imaginarios, y es en esta línea que la pugna se está desarrollando durante los últimos días.

Luego de un infundado incendio de redes sociales que surge tras un rumor mal intencionado sobre un supuesto mural creado por verdaderos estudiantes en periodos de importancia histórica para el movimiento estudiantil, se genera un ruido sobre nuestro poco o nulo conocimiento de la historia, nuestro desconocimiento del legado de líderes estudiantiles del pasado y nuestras ruines intenciones para con el espacio y el movimiento estudiantil. Esta ola de desinformación, que fue claramente dirigida por personas y grupos que han vendido el movimiento estudiantil varías veces y que se encuentran fuertemente vinculados con personajes y cúpulas de poder de la administración universitaria, genera el fortalecimiento del discurso violento y vacío de los comités de huelga que no hace más de unos meses respondían nuevamente a procesos de investigación por crímenes cometidos dentro de esta ciudad universitaria.

Estos hechos requieren del pronunciamiento de este secretariado. Nada de esto es una decisión arbitraria y desinformada, estamos en el ejercicio de nuestra representación y acción estudiantil, la cual también pasa por la obligación de reconstruir la identidad e imaginario universitario, roto durante los años de cooptación. Lo que con estas acciones cobra aún más sentido para nosotras.

Con el proyecto de murales de la fachada principal se busca, no sólo terminar de recuperar el espacio físico de los y las estudiantes sino también honrar su historia con nuestro compromiso, que no solo es discurso, es una práctica diaria y un deber ético.

El proyecto es parte del plan de cambio de imagen no sólo en sentido estético y superficial, sino profundo y discursivo, contemplado en el marco del centenario de la AEU, el cual tiene como objetivo contar con la participación de distintos estudiantes de esta universidad a través de una convocatoria abierta para la realización de los murales en dicho espacio, tomando como motor la conmemoración de los actos históricos del movimiento estudiantil, las nuevas luchas y el fin de mantener viva la presencia de quienes fueron defensores de la libertad, justicia y dignidad. Cabe aquí aclarar que se cuenta con un plan de trabajo que contempla tiempos para su ejecución y comunicación, tiempos que se han visto alterados por la reiterada obstaculización para obtener los recursos que a esta Asociación le corresponden.

Con este proyecto de renovación de los murales, además de procurar el remozamiento y mantenimiento de los muros de la sede de la Asociación, damos inicio a una nueva era de movimiento estudiantil, que se permite el derecho de escribir su historia en las paredes que también son suyas, en la que partimos de explorar nuestras vivencias mientras honramos la memoria del pasado.

Las y los estudiantes no olvidamos los 17 años de violencia, corrupción e impunidad y por ello no permitiremos que la AEU sea un espacio para legitimar grupos criminales aliados a autoridades universitarias.

Nosotros y nosotras, estudiantes electos, sin capucha y haciendo un llamamiento público, invitamos a nuestros compañeros y compañeras a acuerpar este proyecto, a que antes de legitimar a grupos criminales, regresemos hacia nosotros mismos, estudiantes. De nuevo vemos la fragilidad de lo recién recuperado y es definitivo el poder converger en la importancia de defender y proteger este espacio, físico y de representación.

Con este proyecto, proponemos un cambio al momento de entender la figura de los mártires, quienes por años fueron instrumentalizados, a través de su memoria; pretendemos devolver el carácter humano que los grupos criminales aprovecharon arrebatar en pos de una idealización dogmática que no permite el cuestionamiento ni invita a la reflexión. Utilizando el nombre de a quienes el estado les arrebató cobardemente la vida, las personas que transgredieron ayer este espacio, justificaron abusos, violencias y crímenes; nosotros, segundo secretariado electo junto al estudiantado, dignificamos su figura y su memoria, devolviéndoles su carácter y evitando de cualquier forma la adulteración de su nombre; mientras ellos proponen crimen, a través de la memoria, nosotros proponemos convergencia e inclusión.

De ninguna forma este proyecto debe de percibirse como una competencia para ver quién pinta el mejor mural o el mejor Oliverio, nosotros y nosotras no nos prestaremos a desviar el verdadero objetivo de esta renovación, sabemos que estamos viviendo una crisis nacional y entendemos que existe una cantidad enorme de problemas urgentes que atender y desde nuestras posibilidades los hemos atendido, hoy también atendemos un problema urgente, que tiene que ver con una disputa de territorio, incluso una inútil disputa generacional del movimiento y que tiene que ver con la integridad de la organización estudiantil.

Sabemos que el renovar los murales y eliminar simbólicamente el paso de estos criminales en la sede de la asociación, no borra los problemas estructurales que ellos provocaron, y sabemos también que el encontrar soluciones que reformen y sanen los daños de quienes ayer se jactaban de haber recuperado la memoria, nos corresponde a nosotros, estudiantes.

Debemos seguir con la recuperación de los espacios físicos, simbólicos y de acción.
Asociación de Estudiantes Universitarios “Oliverio Castañeda de León” Secretariado 2019-2021

CONTENIDO RELACIONADO

síguenos
contáctanos soy@rudagt.org
Dona Hoy

Todos los derechos reservados. Los contenidos son propiedad de sus autoras