Abren juicio contra María Choc: otro caso de injusticia

Por: Andrea Rodríguez
País: Guatemala
11 septiembre 2020
Fotografía: Defensoría Queqchi

María Choc es traductora y defensora q’eqchi’. Ha apoyado a las comunidades de Izabal en distintos procesos de defensa por el territorio. Desde enero de 2018 atraviesa un proceso penal y fue encarcelada del 17 al 19 de enero del mismo año. Fue acusada de usurpación agravada, amenazas y detención ilegal por la empresa Lisbal S.A. Pasaron dos años para pasar a la etapa intermedia del proceso, donde se decidiría si María sería llevada a juicio o si se cerraría el caso en su contra. 

Esta audiencia finalmente se llevó a cabo el 11 de septiembre de 2020. La resolución del juez Aníbal Arteaga para llevar a debate el caso contra María Choc no duró más de cinco minutos. En ese periodo no expuso mayores argumentos: “Debía indicar por qué toma esa decisión, los motivos que le hicieron tomarla. En este caso prácticamente no hubo nada”, indica Geraldina López, la abogada de María Choc 

En la audiencia se resolvieron tres cosas: primero, que la empresa Lisbal S.A. que estaría como querellante adhesiva quedó fuera del proceso. Esta fue la entidad que retrasó el proceso por dos años en su intención de ser querellante, y con su retiro se espera que el caso no se vuelva a retrasar. 

De acuerdo con una nota de Andina Ayala publicada el 14 de febrero en Prensa Comunitaria, la empresa Lisbal S.A. hizo una compraventa de la finca Santa Izabel, una propiedad ubicada en la aldea Chocón Machacas, en Livingston. No obstante, tiene registrada su dirección en un terreno baldío.  

Asimismo, desde la defensa de María Choc se había planteado una cuestión prejudicial que el juez rechazó sin mayor argumento. Por último, se envió a debate el caso pasando a la próxima etapa que es la audiencia de pruebas.  

“El juez dijo que María provenía de una familia que había ocupado tierras en Izabal, por lo que era probable que ella haya cometido los delitos. Luego cambió a los agraviados, quienes al inicio eran los trabajadores de la finca. Ahora son el dueño de la finca y el representante legal, y ellos ni siquiera están dentro de la acusación” señala Geraldina. 

“Esperábamos que el juez pudiera actuar conforme debería, pero lamentablemente no sucedió. Vamos a evaluar si apelamos o no” concluye la abogada. Mientras tanto, María Choc sigue siendo criminalizada, no puede salir del departamento de Izabal y se requiere que firme un libro periódicamente.  

El 22 de septiembre está establecida la audiencia para ofrecer las pruebas. En ella, ambas partes, el Ministerio Público y María Choc pueden presentar sus argumentos y pruebas.  

síguenos
contáctanos soy@rudagt.org
Dona Hoy

Todos los derechos reservados. Los contenidos son propiedad de sus autoras