#21N: PNC choca contra un vehículo y pretenden que las víctimas paguen daños a patrulla

Por: Jovanna García
País: Guatemala
24 noviembre 2020
Fotografía: Mercedes Vaides

“Yo le dije a mi esposo, aquí perdemos o ganamos, pero no, nos cansamos de que cómo es la policía, es el Estado, entonces nos tenemos que dejar pisotear”, dice Ariana, esposa del conductor del vehículo impactado por una patrulla de la Policía Nacional Civil -PNC- el 21 de noviembre. Después de la manifestación, cuando la policía con represión ya había dispersado a las y los protestantes, la noche del sábado 21 de noviembre en el Centro Histórico, agentes que conducían una patrulla impactaron visiblemente adrede, a un vehículo que transportaba a cuatro personas. Esto ocurrió en la esquina de la 5ta avenida y 6a calle de la zona 1. Los agentes que conducían la unidad GUA-11177 pretendían que el dueño del vehículo pagara por daños a la patrulla, a pesar que el vehículo de él quedó con daños mucho mayores e irreparables. Ante la negación de las personas de pagar injustamente, esto se llevará a la vía legal.

Ariana* (nombre ficticio), cuenta que los agentes que conducían la unidad GUA-11177 el sábado 21 de noviembre, impactaron su vehículo de forma repentina. En el vídeo difundido en redes sociales, se ve cómo los agentes arremeten contra el vehículo que pasaba en ese momento por la 5ta avenida y 6a calle de la zona 1.

Los agentes pretendían que el esposo de Ariana, pagara los “gastos de compostura de la patrulla”. Comparte que su sentir es que “es algo injusto porque ellos nos impactaron, casi que nosotros nos íbamos a ir en un hoyo porque ahí había unas gradas, y adicional ahí hay un expendio de gas. Mandaron a los del seguro de ellos y cuando ya nos hicieron llegar nos dijeron que querían que nosotros pagáramos los daños de la patrulla. Ni siquiera dan la opción de que nosotros la llevemos a un taller donde les cobren mejor, sino que quieren que nosotros les paguemos lo que el seguro les está cobrando a ellos”.

Ariana explica que se negaron porque no es lo justo, “nosotros no teníamos un lujo de carro, pero era nuestro transporte, ahí sí que el machete de trabajo de mi esposo, el carro quedó totalmente inservible. Lo que a ellos les pasó fue una nada a comparación de cómo quedó nuestro carro”.

Ante esta situación, Ariana y su esposo prefieren que el caso se vaya a la vía legal a pagar por daños que no cometieron, pues los impactados fueron ellos. “Yo le dije a mi esposo, aquí perdemos o ganamos, pero no, nos cansamos de que cómo es la policía o es el Estado, entonces nos tenemos que dejar pisotear, no verdad…no es lo justo que paguemos”.

Cuenta que, además, ellos no tienen la posibilidad económica de cubrir esos gastos, pues su esposo es electromecánico y no tiene un sueldo fijo, y que ella por su parte acaba de ser despedida y con esta situación, ahora también tienen que conseguir otro medio de transporte. “No queremos pagar porque es algo injusto”, enfatiza nuevamente.

Los agentes que conducían la unidad GUA-11177, excusan que el motivo para cobrarles los daños a la patrulla es que ellos llevaban la vía, pero claramente en el vídeo se ve que el conductor del vehículo se detiene y ellos aceleran e impactan a Ariana a su esposo y a los dos familiares que iban con ellos. Por otro lado, también dicen que ellos llevaban la tamalera encendida, pero Ariana comenta que no llevaban sirenas “por eso nosotros pasamos (…) nos afectaron a nosotros y tampoco llamaron a los bomberos para que nos auxiliaran”, explica, pues la policía se dio a la fuga después de ese suceso.

¿Qué pasará?

El esposo de Ariana está pensando en qué hacer con lo que quedó de su carro, se encuentran buscando otra forma de transportarse, pero también buscan justicia por la vía legal, pues saben que no fueron los culpables de lo sucedido.

Un usuario de Twitter que conoce a la familia, comenta que esa noche decidieron no ir al hospital por temor, afortunadamente no están heridos de gravedad.

CONTENIDO RELACIONADO

síguenos
contáctanos soy@rudagt.org
Dona Hoy

Todos los derechos reservados. Los contenidos son propiedad de sus autoras